15/10/1998 | 604

En Zona Centro Un partido de trabajadores, fue el eje

Por Editor

Tanto por el nivel del debate, por el interés con que fueron seguidas las exposiciones del Partido Obrero, como por la representatividad de la concurrencia, la Mesa Redonda organizada el pasado 9 por la Zona Centro de la Capital se transformó en un hito político. Participaron numerosos compañeros de ATE, del Ministerio de Economía, judiciales, portuarios, de numerosos bancos, de la DGI y no docentes de la Universidad. En síntesis, una verdadera representación del conjunto de gremios de la zona.


Los oradores fueron el compañero Calcagno, secretario general de la interna de ATE Justicia; J. Carlos Cuello, portuario de la terminal 6; Ruiz, de la dirección nacional de la UEJN; y Eduardo Martínez de la Naranja Bancaria y el Partido Obrero.


Calcagno remarcó las perspectivas y profundización de la crisis económica y las características defensivas de las luchas en toda la última década. Para superar una y otra circunstancia, dijo, era necesaria la combinación de la acción política y sindical de parte de los trabajadores. En ese marco, coincidió con la necesidad de la formación de un partido de clase, destacando que éste debe tener un programa de claro contenido socialista y revolucionariopara no caer en el riesgo de una eventual deformación socialdemócrata o laborista.


Cuello, por su parte, tras reseñar el conflicto de los portuarios de la terminal 6 y denunciar el aislamiento a que los han sometido tanto la burocracia de la CGT como los gremios opositores, señaló que lo central era la unificación de todos los conflictos en curso. Planteó que no estaba planteando la formación de un partido de trabajadores, aunque podría ser una aspiración para todo el movimiento obrero. Rechazó el seguidismo a la Alianza y a Duhalde, pero no definió una alternativa política ni por dónde podría pasar el proceso de centralización de las luchas.


Ruiz, integrante del MTA, realizó un balance de las luchas de judiciales y también de la política de la Mesa de Enlace en relación con el proceso de aprobación de la ley de reforma laboral. Marcó la necesidad de una autocrítica sobre la estrategia llevada adelante de ilusión en el «no quórum» de la Alianza en desmedro de la alternativa de un paro nacional para enfrentar la ley. Planteó también el debate que existe en el MTA sobre el seguidismo a los partidos patronales y se definió por la formación de un partido de los trabajadores, señalando por ejemplo, la importancia del 35% de los votos obtenidos por Lula en Brasil.


Martínez, por último, reivindicó el método de discusión planteado entre compañeros de distintas extracciones. Señaló que el agotamiento del peronismo era la base sobre la cual el debate que se estaba desarrollando dejaba de ser una expresión de deseos para constituirse en parte de la agenda concreta de los activistas y los trabajadores. Dijo que si la vanguardia comprendía que estamos asistiendo a un punto de inflexión de la historia política de las masas trabajadoras, la construcción de un partido de clase se transformaba en una cuestión a la orden del día, exigiendo a las organizaciones obreras que rompan con los partidos patronales.


Es imposible resumir en pocas líneas el debate que siguió. Puntos como el contenido del programa de un partido de trabajadores, su viabilidad, o la experiencia de la izquierda y el clasismo, fueron abordados por un gran número de compañeros. Se coincidió en el acierto de este encuentro, la predisposición a darle continuidad y en la voluntad de convocar a un congreso obrero nacional.


Se planteó, por último, la necesidad de brindar apoyo y solidaridad a las luchas en curso: Aguila, portuarios, Banco Mayo.

En esta nota

También te puede interesar: