21/05/2016

Enorme movilización contra el desguace de Ecotrans


El jueves 19, cientos de trabajadores de Ecotrans y vecinos de la zona oeste se movilizaron al Ministerio de Transporte nacional para denunciar la venta de la empresa y su desguace a espaladas de los trabajadores.


La delegación de Ecotrans –integrada por representantes del cuerpo de delegados y el asesor Pablo Heller- fue recibida por Guillermo Krazen, secretario de transporte nacional, segundo de Dietrich. También participo la UTA, por medio del secretario gremial.


Desde temprano, los trabajadores se fueron juntando en la cabecera implementando la medida que habían votado el viernes anterior, donde resolvieron entre más de 600 trabajadores en asamblea llevar adelante un paro y una movilización, a partir de la noticia de que la empresa Ecotrans había llegado a un acuerdo de venta a cuatro empresas y el desguace sería inminente.


La reacción de los choferes, también, se debe a que estos acuerdos fueron clandestinos y se llevaron adelante mientras se realizaban, desde hace varios meses, reuniones en el Ministerio de Trabajo y en el juzgado que instruye la convocatoria de acreedores de la empresa, y nada de esto fue motivo de informes o resolución de los organismos. De un día para el otro, los trabajadores se enteraron de una cesión de los recorridos casi cerrada, que se sumaba al vaciamiento que vienen denunciando a las autoridades.


Es por esto, que durante los días previos a la movilización, se hicieron, en las diferentes cabeceras banderas, pintadas , pegatinas y reuniones espontáneas. Se planificó la salida de los micros y las familias se fueron organizando para formar parte de la movilización. El clima hizo recordar a las jornadas del 2004 cuando los choferes de la ex TDO -en su mayoría estos mismos compañeros-, se movilizaron a la Plaza de Mayo, ocupándola con sus micros, ante el vaciamiento y la quiebra, y torcieron el brazo del gobierno y la UTA que ya habían acordado el desguace.


También, durante la semana, los trabajadores fueron recibiendo diferentes llamados y presiones, para no realizar la medida, por parte del Ministerio y la burocracia, que a último momento planteó la participación en la marcha con una representación. El planteo de parar y marchar, igualmente fue sostenido por el Cuerpo de Delegados a capa y espada. La experiencia de la lucha de 2004, y la campaña última en las elecciones de delegados -que ganaron en su mayoría los delegados clasistas- son, a pesar del tiempo, jalones de una experiencia en donde el conjunto de los choferes ha tomado conciencia del rol principal que cada trabajador tiene en la defensa de sus puestos y condiciones de trabajo.


Cerca de mil choferes -de 1200 en total- y sus familias, se citaron primero en las cabeceras, para ir con los micros al Obelisco y marchar. Se sumaron trabajadores de la UTA de otras líneas, como la 122, la 540, la 165 y la 60, del agrupamiento interlíneas, y otros sectores de trabajadores -como estatales, gráficos, de la Coordinadora Sindical Clasista y del sindicato de prensa, Sipreba.


Como conclusión de la denuncia que realizaron los compañeros ante el Ministerio, el secretario se comprometió a revisar y seguir las negociaciones acerca de la continuidad de la empresa para que no sea desguazada. De la misma manera, quedó demostrado en la reunión lo endeble de la propuesta hecha por los Cirigliano hasta ahora y la necesidad de preservar la unidad de las líneas. Para la próxima semana se tendrá otra audiencia, mientras los trabajadores preparan la apelación a la presentación hecha al juzgado acerca de la compra y otras acciones de lucha.


La movilización, junto con los argumentos de unidad que sostienen los trabajadores de Ecotrans, son los elementos más fuertes en la negociación para que la empresa no sea desguazada y que esto se convierta en el preludio de peores condiciones de trabajo y pérdida de empleos.

También te puede interesar: