01/06/2021
Salarios a la baja

Estatales: rechazo nacional al acuerdo salarial firmado por ATE y UPCN

2 de junio, jornada nacional de lucha por la reapertura de la paritaria estatal.

A la firma sin mandato de un acuerdo salarial para los estatales por parte de las direcciones de ATE y UPCN del 35% en seis cuotas (la última a cobrar en marzo de 2022) ofrecido por el gobierno hasta el 31 de mayo de 2022 y con una clausula de revisión en noviembre, le ha sucedido un fuerte movimiento de rechazo entre las y los trabajadores de todo el país.

Sin dudas, el dato más resonante sucedió en la reunión nacional convocada por las juntas internas de ATE, donde 430 estatales de todo el país resolvieron convocar a una jornada nacional de lucha el próximo 2 de junio por la reapertura de las paritarias. La instancia tendrá una acción central en la Ciudad de Buenos Aires, con una caravana que concentrará a las 11:00 en Avenida de Mayo y 9 de Julio, y culminará con una acto en la Secretaría de Gestión Pública, a metros de Plaza de Mayo. También se desarrollarán acciones al menos en otras siete provincias, desde la Patagonia hasta Misiones.

La CTA Autónoma de Santa Cruz realizará acciones en Río Gallegos y en el Turbio junto a delegados de Yacimientos Carboníferos Río Turbio; tanto delegados de la mina como Miguel Del Plá, secretario general de la central, participaron de la reunión nacional. La asamblea interhospitalaria de los autoconvocados de la salud de Neuquén resolvió una jornada de lucha en confluencia, con reclamos propios por el colapso sanitario y contra los sumarios; realizarán acciones en cada hospital, como en el Heller por la reincorporación de Guillermo Aigo (camillero tercerizado despedido por denunciar las condiciones de trabajo), en Zapala por el pase a planta de los eventuales y en Plottier. En la reunión nacional, sus voceros agradecieron el aporte económico de las juntas internas nacionales al fondo de lucha y plantearon nacionalizar la campaña contra los sumarios y en defensa del derecho de huelga.

Los delegados de la Secretaría de Agricultura Familiar realizaron un plenario donde rechazaron la paritaria y se sumaron a la jornada del 2. Están impulsando acciones en La Pampa (realizarán allí un conferencia de prensa con representantes de Anac, Iosfa, el Senasa y extendieron invitaciones a la Anses y al Consejo Directivo Provincial), Misiones y Entre Ríos. En Catamarca y en San Luis habrá asambleas, y también participaran de las acciones en Córdoba y La Plata.

En La Plata la cita será en 12 y 50 a las 12:30, donde confluirán sectores nacionales como SAF, Trabajo y Conicet, con las juntas internas combativas provinciales, que también plantean la reapertura de la paritaria. Entre ellas se encuentra la JI de ATE Educación Sede que, luego de reincorporar a más de 60 despedidos por Kiciloff en 2020, viene de rechazar en asamblea y prepara la lucha contra el pase al régimen laboral de las 40 horas semanales que constituye un avance en la flexibilización laboral que se apoya en la actual miseria salarial.

En Córdoba, el Consejo Directivo convocó a un plenario de delegados nacionales para organizar una acción el 2 de junio, para cuando resolvieron acciones virtuales, y una nueva acción el 9. Una de sus integrantes participó de la reunión nacional convocada por las juntas internas y ratificó esa posición.

El rechazo, además de los mencionados consejos directivos de Córdoba y Misiones, se extendió al de Rosario; todos ellos conducidos por la Verde Anusate. También involucró a la Fesprosa, el sindicato de profesionales de la salud de la provincia de Buenos Aires: ocurre que la paritaria impacta directamente en todos los hospitales nacionales ya que en algunos casos -aunque tengan convenio propio- copian la paritaria central. Por ello la Cicop seccional Hospital Posadas se ha sumado al rechazo y anunció su participación en la caravana. De la misma forma, la Junta Interna del Hospital Garrahan se ha sumado como convocante del Interjuntas.

Todas las variantes de la burocracia en el pacto social del FMI

Las seccionales de ATE Capital y ATE Morón, ambas dirigidas por la Verde y Blanca, lideradas por Daniel Catalano y Darío Silva respectivamente, adoptaron el mismo planteo: “el 35% con revisión está bien, las seis cuotas no”. Es una forma de aceptar la propuesta del gobierno (al menos 12% debajo de la inflación interanual actual –cuando la proyecciones para este año no bajan del 50%- y desconociendo lo perdido desde diciembre de 2015: al menos un 42,5%). Además, critican los aumentos en cuotas pero en el Consejo del Salario Mínimo la CTA de los Trabajadores, que ellos integran, aceptó la ruinosa propuesta del gobierno. El intento de posicionarse críticamente respecto de la Verde es inviable, dado que ambas conducciones, junto a UPCN, se encuentran subordinadas al pacto social promovido por el gobierno en pleno ajuste.

Tanto «Cachorro Godoy», secretario general de ATE, como Andrés Rodríguez de UPCN, coincidieron en que el acuerdo es el “inicio” de una recomposición salarial, el mismo argumento que ya utilizaron en diciembre y que rápidamente se demostró equivocado. ATE nacional no realizó un solo plenario para defender su posición, porque teme que el rechazo se extienda a más sectores de su propia base.

Esta coincidencia de fondo se expresó también en el comunicado difundido por la Verde de ATE Inti, que además de reivindicar la firma asocia el rechazo de la Junta Interna clasista a la oposición de derecha negacionista de la pandemia, por “no entender la difícil situación que atraviesa el país”. Esa Junta Interna que luchó tempranamente por el protocolo, que reclama la vacunación de todos los estatales, y que da batalla por el pase a planta de todos los precarizados, contrasta con una Verde que una vez más expresa el punto de vista de la patronal.

Una paso adelante en la lucha

La reunión nacional convocada por Interjuntas ha demostrado ser un acierto. El vacío dejado por la subordinación de las direcciones sindicales al gobierno comienza a ser ocupado por una coordinación de representaciones sindicales estructurada a partir de las reivindicaciones y de la independencia política. Un motor fundamental de este movimiento son las propias asambleas y plenarios que se realizan en los sectores, como en el Inti, el Garrahan, Mecon, Trabajo, Conicet, Incaa, Agricultura Familiar e Indec, que le dan un mandato para actuar y luchar.

La confluencia con los sectores provinciales es una necesidad, y debe ser promovida como algo positivo: se trata de sumar fuerzas para derrotar el pacto social que tiene subordinados a los sindicatos estatales a la política de ajuste del gobierno nacional y los provinciales, cuyo vértice es el acuerdo con el FMI y el rescate de la deuda del macrismo, del kirchnerismo (Club de París) y de todos los gobiernos de las últimas décadas.

La entrega de la paritaria puede ser, al igual que en Neuquén, el punto de partida de un nuevo proceso de lucha. Está planteada la convocatoria a una nueva reunión nacional para profundizar este camino.

También te puede interesar:

Profundicemos el camino de la deliberación colectiva y las acciones de lucha por la reapertura de las paritarias y contra el intento de imponer la extensión de la jornada.
El video filmado por una trabajadora del Hospital del Niño que increpa a la burocracia provincial de ATE refleja el enorme descontento por las paritarias firmadas.
Por la reapertura de la paritaria y por todos nuestros reclamos.
Aún con este aumento, las escalas salariales más bajas del Congreso quedan muy por debajo de la línea de pobreza. El contraste entre el dietazo y una paritaria insuficiente.
Durante el primer año de la pandemia, todos los gobiernos aplicaron recortes presupuestarios..