01/06/2017 | 1460

Exitoso segundo plenario nacional de la Naranja de Alimentación


Combatiendo el clima inclemente con un locrazo, en la localidad de Pilar y con la participación de más de 50 activistas de 15 fábricas de un conjunto de seccionales, el pasado 25 de mayo se realizó el segundo plenario nacional de la Agrupación Naranja de la Alimentación.


 


La apertura del plenario estuvo a cargo del dirigente nacional de la agrupación, Pablo Busch, delegado de Unilever, que desenvolvió en su informe la historia de entregas de la actual conducción verde, que mantiene en el inmovilismo a un sindicato de 80 mil afiliados.


 


Un punto fundamental que abordó Busch fue la pelea paritaria actual, donde la cámara empresaria ofrece un 17% y la directiva levanta un reclamo del 30%. En respuesta a la propuesta, la Verde convocó sólo a «un parito» de dos horas. El planteo de la Naranja parte de la necesidad de un plenario de delegados que impulse un verdadero plan de lucha: asambleas fábrica por fábrica y un paro general para arrancar el 30% de aumento salarial, partiendo de la organización y la movilización del conjunto de los trabajadores de la Alimentación.


 


Otro delegado de Unilever, Cristian Hermoso, destacó el rol que debe jugar la Naranja a nivel nacional, reagrupando al activismo que en todas las provincias se desprende de la conducción verde. 


 


Dicho reagrupamiento debe darse alrededor de un programa de clase y con los métodos históricos del movimiento obrero: la asamblea, la organización clasista y el paro.


 


Participó del plenario Juan Ferro, de la Coordinadora Sindical Clasista, quien destacó la necesidad de darle impulso a la comisión de mujeres de Knorr -que acaba de lograr la jornada reducida los sábados para las madres que amamantan a sus hijos- como un punto de reagrupamiento de nuevos lugares de trabajo, en un gremio donde hay decenas de miles de mujeres que ven sus reivindicaciones olvidadas (por ejemplo, las guarderías). A su vez, propuso un ciclo de charlas de formación para activistas obreros sobre el régimen de las ART y las obras sociales. 


 


También tomó la palabra el compañero Donald Schif, de la dirección nacional del Partido Obrero, quien abordó la campaña por un congreso del movimiento obrero y la izquierda, destacando que el clasismo va agrupando progresivamente a crecientes sectores de trabajadores que se han decidido a sacarse de encima a la burocracia. La experiencia del Sutna, de los Suteba combativos, de la oposición telefónica, dijo, son muestras de ese proceso. También dirigió un saludo el dirigente de la Agrupación Naranja Plástica, Lucas Sánchez. 


 


El plenario, que tuvo a su vez intervenciones de todas las delegaciones presentes, votó el plan de trabajo con el nuevo boletín Naranja, plenarios de la agrupación en dos provincias, un ciclo de cursos y charlas de formación política para los activistas, y la convocatoria a movilizarse el 3 de junio a dos años del Ni Una Menos.


 


A su vez, el plenario planteó una campaña de pronunciamientos en todo el gremio por un congreso del movimiento obrero y la izquierda, así como la convocatoria para septiembre al tercer plenario nacional. Para llevar adelante estas tareas, se votó una nueva dirección integrada por delegados de seis fábricas. El plenario ha mostrado un firme reagrupamiento clasista en el gremio, pero también la potencialidad de su crecimiento. 


 


¡A sumar más compañeros!