19/06/2021

Facundo Moyano y las mujeres de la burocracia sindical

¿Sindicalismo para carreristas o para las trabajadoras?

En el transcurso de esta semana Facundo Moyano, exsecretario general del Sindicato único de  trabajadores del Peaje, actual diputado por el Frente de Todos  y proveniente del massismo, publicó en sus redes una foto que mostraba la reunión de “sindicalistas sub 55” convocada para tratar varios puntos, entre ellos “perspectiva de género”. Inmediatamente generó la reacción en varios sectores que señalaron lo paradójico de un encuentro que solo estaba compuesto por varones. Ni mujeres ni diversidades, aún cuando somos muchas en los gremios, si es que de perspectiva de género se pretende discutir.

En ese mismo marco, las  “mujeres sindicalistas” de la Corriente federal publicaron un comunicado donde exigen estar en la foto y participar de la mesa que toma las decisiones.

Es interesante porque esas mujeres que dicen querer igualdad son las mismas que hacen silencio de radio ante la firma de paritarias a la baja, la negativa de dispensas por cuidado de niñxs y adultxs mayores, los despidos, entre otros. Y cuando dicen algo, como en este caso, solo quedan en una acción declarativa. No se conoce una sola medida por parte de las centrales obreras de nuestro país, de las que ellas forman parte, que vaya en línea con la lucha por la defensa de estos derechos elementales: el derecho al trabajo, a un salario igual a la canasta familiar, a las licencias, etc. Si bien los ejemplos sobran, el más reciente lo constituye la paritaria de Trabajadoras de Casas Particulares por parte de la Comisión que muchxs celebran porque su porcentaje es el más alto (42%) de todas las pautas salariales firmadas este año en relación con la inflación. Omiten que ese aumento se da sobre un salario que ronda los 22.000 pesos y que la última cuota se cobra en marzo del 2022. Mientras tanto, las trabajadoras organizadas de manera independiente reclaman un aumento del 100% y vacunación ya.

A su vez, los medios destacan que Vilma Ibarra (secretaria de Legal y Técnica de presidencia de la Nación), quien siempre critica este tipo de eventos que dejan afuera a las mujeres, salió al cruce con la misma intensidad que lo hizo cuando Alberto Fernández se reunió con empresarios que no incluían ni mujeres ni diversidades. Nuevamente una impostura si se tiene en cuenta que el gabinete del mismo gobierno que ella integra se compone de 21 ministerios, entre cuyos titulares solo se encuentran 4 mujeres ( y 2 de ellas comparten titularidad con otros varones).

Estamos de acuerdo en que la presencia de las compañeras que militan cotidianamente en los sindicatos y en los territorios es de suma importancia para la lucha por el pliego de reivindicaciones. Sin embargo, el programa que nos ofrecen las “mujeres sindicalistas” es ir a la rastra de la burocracia sindical que hoy hace la plancha frente al avance de nuestras conquistas históricas.

Todo este cruce al interior del peronismo huele más a una puja de facciones que a una defensa real de los derechos de mujeres y diversidades, en el contexto de las elecciones venideras.

Los derechos se conquistan de manera independiente de los gobiernos, las iglesias y, desde ya, los partidos patronales y no sometiéndolo a una interna. No podemos permitir que nuestro movimiento y su genuina lucha sirva de trampolín para el carrerismo político.

Sigamos reforzando un movimiento anticapitalista, anticlerical y clasista.

También te puede interesar:

A pesar del repudio expresado en las urnas, la burocracia sindical respaldó al presidente.
Hacia la elección de conducción de la central obrera. Trenzas de espaldas a los trabajadores.
La reunión del presidente con la burocracia sindical.
Lo afirma José Voytenco, secretario de Uatre luego de firmar y festejar otra paritaria de pobreza ¿Quiénes se llevan la riqueza que producen los trabajadores rurales?