16/10/2014 | 1336

Fate: ni despidos ni suspensiones


El viernes pasado por la tarde, la patronal de Fate despidió al compañero Carlos Sahagián del sector terminación de radial auto, en el que estaba desde hace poco tiempo y luego de varios traslados. Este despido se produjo en el marco de un plan de suspensiones en el neumático, que en Fate se extienden hasta dos días por semana. La dirección del sindicato firmó a espaldas de los trabajadores este plan de suspensiones con el argumento de «cuidar los puestos de trabajo».


 


El mismo viernes, al enterarse del despido, el Sutna de San Fernando convocó a una asamblea y un paro de toda la planta durante dos horas. Lo mismo sucedió en los turnos siguientes. Carlos es uno de los candidatos que integra la lista 3 en las próximas elecciones de la CTA, lo que delata el carácter de su despido. La reacción general de los trabajadores de Fate ha sido nuevamente masiva y da la pauta de la firmeza que existe en la fábrica. Es una evidencia para todos que las suspensiones no son un resguardo contra los despidos, sino una herramienta para ir en esa dirección.


 


Madanes Quintanilla, el patrón de Fate y del re-monopolio Aluar, afirma que la caída promedio de la producción de neumáticos es del 12 por ciento (Clarín, 12/10). Atribuye esta situación a la recesión en la industria automotriz, el transporte y la maquinaria agrícola. Madanes también señala que «se postergan inversiones y hay suspensiones, pero no hubo apocalipsis», pero se desdice enseguida al afirmar su «miedo a una mayor recesión».


 


Madanes no duda en proponer una salida: la devaluación del peso.»Una devaluación -dice- no es deseable ni es la solución, salvo cuando no se tiene más remedio y si se realiza dentro de un programa integral».


 


 


Rechazo al ajuste


La burguesía nacional, en este caso oficialista, llegó a la situación crítica que ha alimentado durante la última década, pero quiere que la crisis la paguen ahora los trabajadores. Todos los días se presentan nuevos escenarios de lucha, donde los trabajadores debemos rechazar el ajuste de las patronales.


 


La reacción solidaria de los trabajadores de Fate con el compañero despedido parte de la caracterización de que vendrán nuevos despidos. Debemos desarrollar a fondo una campaña en todo el gremio por el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario, para preparar las condiciones de las luchas que vendrán. El sindicato del Neumático tiene la obligación de convocar a un plenario de delegados con mandatos para discutir una agenda de ocupaciones generales de los lugares de trabajo ante el menor atisbo de cesantías. La experiencia de los últimos meses en la zona norte del Gran Buenos Aires demuestra el peligro de derrotas seguidas, a partir de una falta sistemática de preparación para hacer frente a la crisis capitalista.


 


Luego de la jornada de paros el miércoles 22, los trabajadores de Fate se movilizarán al Ministerio de Trabajo, en Tigre, para exigir la reincorporación inmediata del compañero despedido. 


 


El Partido Obrero se empeñará en apoyar estas movilizaciones para derrotar los propósitos de las patronales


 

También te puede interesar:

Vamos con todo a la movilización nacional este miércoles 21. La concentración será en el Obelisco a partir de las 11 de la mañana.
Entre los pocos acuerdos salariales de la provincia por encima de la inflación.
Contracción de la actividad, pérdida de la capacidad instalada y caída del consumo de energía.
Acompañados por los despedidos de Bimbo y Clínica San Andrés, reclaman su reincorporacón.