29/06/2017 | 1464

Floresta: la ocupación de la gráfica Fangraf

Por Juani


La gráfica Fangraf del barrio de Floresta continúa ocupada por sus trabajadores. El lunes 26 por la mañana, al ingresar a sus labores, los obreros se encontraron con la sorpresa de que la patronal, sin dar ninguna explicación, había decidido cambiar la cerradura de la fábrica, dejando a la totalidad del personal en la calle. Las denuncias de los trabajadores son múltiples: se les adeudan sueldos y tres aguinaldos. El grueso de los trabajadores no recibió ningún telegrama de despido y, como la patronal dio ordenes a los vendedores de la empresa de que continuaran con sus ventas, los compañeros y compañeras despedidos manejan la hipótesis de que la intención de la empresa sea tercerizar el trabajo o bien que quieran reabrir la fábrica con personal flexibilizado.


 


La patronal dio la cara recién al mediodia de ese lunes explicando que no podían sostener la fábrica y que podían indemnizarlos con «activos» de la misma si se retiraban. Al ser poco clara la situación, los trabajadores decidieron ocupar la fabrica para impedir que la patronal siga avasallándolos.


 


El camino de la ocupación tomado por los trabajadores de Fangraf se suma a las medidas que ya tomaron los trabajadores de AGR, de Pepsico y de los trabajadores de Walmart Sarandí frente a los cierres y despidos. La ocupación de la fábrica marca un camino estratégico para la defensa de los puestos de trabajo.


 


El sindicato Federación Gráfica Bonaerense debe ponerse a la cabeza de la lucha contra los despidos y contra el cierre de Fangraf. La ocupación de toda fábrica que cierre o despida es el modo de luchar contra el ajuste de las patronales del gremio gráfico. Todo el apoyo a los obreros de Fangraf.


 

También te puede interesar:

El único mensaje que escucha el gobierno es el de los capitalistas.
Autoconvocados presentaron un plan en el Ministerio de Producción para que trabajadores e infraestructura de la empresa sea absorbida por el Estado.
El gobierno de Suárez despidió a alrededor de 50 trabajadores de la Obra Social de Empleados Públicos.
Ante la represión a los ferroviarios despedidos Néstor Pitrola, Romina Del Plá y dirigentes de izquierda se pronunciaron.