04/12/2021

Foetra: importante elección de la Granate Blanca

Gran campaña de la Naranja Telefónica.
Congresal Fatel y vocal CD Foetra - delegado y congresal Foetra/Fatel

El jueves 2 de diciembre se realizaron las elecciones de comisión directiva, consejo de representantes y congresales de Foetra, sindicato de las telecomunicaciones de Buenos Aires. En un contexto de profunda inacción sindical y con un padrón que se redujo en 1.500 afiliados, volvió a ganar la lista Azul y Blanca encabezada por Osvaldo Iadarola y Claudio Marín al obtener 3.550 votos de trabajadores activos, frente a la lista Granate Blanca que integramos como Naranja Telefónica, que obtuvo 1.024 votos de activos, ingresando nuevamente a la comisión directiva con 3 vocales: Sergio Sosto, Florencia Zaracho y Matías Tomasello. También al haber obtenido más del 20% de los votos ingresaron una veintena de compañeras/os de la Granate al consejo de representantes y congresales de Fatel, federación que integra Foetra junto a otros sindicatos de las telecomunicaciones.

De los 8.074 trabajadoras/es habilitados para votar, solo lo hizo un 57% del padrón. En lo que seguramente es el porcentaje más bajo en la historia de Foetra. Lo cual sin duda está relacionado a la desmovilización generada por la Azul y Blanca desde el año 2007 en oposición a la tradición combativa del gremio. Una muestra de esta vaciamiento sindical es que hace más de dos años no se reúne el plenario de delegados, dominado por la azul y blanca por el oficialismo. Con la excusa de la pandemia la burocracia profundizó un derrotero de desorganización e inacción sindical en los lugares de trabajo. Sumado a la entrega de conquistas históricas como la jornada de 7 horas o las paritarias por debajo de la inflación sin pasar por la Asamblea General y el Plenario de Delegados. A su vez el avance de las empresas se expresa también en un aumento fenomenal de la precarización laboral por medio de los fuera de convenio y el tercerismo con miles de trabajadores que no están afiliados a Foetra.

A la luz de esta situación cobra mayor relevancia la votación a la Granate Blanca y la conquista de la minoría, teniendo que sortear entre otros obstáculos la ausencia de permisos gremiales (apenas 2 para una lista con más de 200 candidatos), el bloqueo ejercido por las empresas para impedir nuestro ingreso a la mayoría de los edificios mientras la Azul y Blanca ingresaba sin problemas, la dificultad de tener un 70% del gremio con teletrabajo desde sus domicilios donde la mayor parte, salvo excepciones, no fue a votar por el descontento y desmovilización general, hicieron que aumentara el peso de la estructura del sindicato y el aparato de la Azul y Blanca para mover una parte del padrón que le permitió retener la conducción de Foetra.

Con todos los recursos y amenazas solapadas como en las oficinas comerciales de Claro que votaron por primera vez o Arsat donde un gerente general integró la lista oficialista, queremos destacar la gran campaña realizada por la Granate blanca y la Naranja Telefónica en todas las empresas donde nos fuimos abriendo camino con las recorrida, asambleas, reuniones presenciales o virtuales y diversos materiales que nos permitieron instalar una agenda para los desafíos y luchas que se vienen; contra la profundización reforma laboral de hecho, el vaciamiento de Telefónica/Movistar y los “retiros” voluntarios que continúan avanzando en las empresas. Y el ajuste que aplica el gobierno por medio del “pacto social” con la burocracia sindical.

En este contexto llamamos a organizarnos para defender el salario, el convenio y la democracia sindical. Los más de mil compañeros y compañeras de las telecomunicaciones que nos votaron representan un piso y en muchos casos el surgimiento de un nuevo activismo para avanzar en la independencia política de los trabajadores y la organización de cada lugar de trabajo.

También te puede interesar:

Es indispensable la creación de nuevos centros integrales de la mujer en cada Comuna.
Importante recorrida del Polo Obrero en el barrio con el reclamo por justicia.
Le disputará a la burocracia la conducción de la seccional capital del sindicato.