25/11/2020
metalúrgicos

Gri Calviño: la asamblea resolverá cómo seguir la lucha tras el fin de la conciliación obligatoria

Tras el pedido de la patronal de que no se extienda la conciliación obligatoria, el Ministerio de Trabajo bonaerense así lo hizo, liberando las partes. El Ministerio desconoció el pedido de extensión de la conciliación por parte de la UOM, dejando trascender como argumento que los trabajadores “corren el arco de la negociación” y “que no tienen buena fe” (Infogremiales, 24/11).

El Ministerio como una oficina de la patronal

Desde que comenzó abiertamente el lock out patronal, en septiembre, el Ministerio de Trabajo de Kicillof se ha dedicado a convocar audiencias sin tomar medidas contra el “paro patronal”, y permitiendo que la empresa rompa la conciliación obligatoria al liquidar mal los salarios incluso “pagando” cero pesos a algunos compañeros. Las dilaciones del Ministerio dieron vía libre a otras ofensivas patronales como los 66 despidos y el pedido de desafuero de 4 delegados.

Las molestias del camporista Kicillof a la movilización obrera ha llevado a que los funcionarios de la cartera laboral bonaerense hayan frenado una de las audiencia exigiendo que los trabajadores levanten el corte de calle frente al Ministerio, e incluso como ocurrió ayer, han convocado la audiencia con una hora de anticipación para evitar alguna acción de lucha por parte de estos metalúrgicos aguerridos que vienen llevando adelante una gran lucha contra la flexibilización laboral. La “vuelta” del Ministerio que tanto pedían las burocracias sindicales, incluida la centroizquierdista, ha sido en función de reforzar los objetivos patronales de imponer en los hechos la reforma laboral.

Asamblea y plan de lucha: por un paro de la seccional UOM

Hoy se realizará una asamblea general de fábrica donde los metalúrgicos de GRI Calviño decidirán cómo seguir esta lucha tras el fin de la conciliación. El pliego de reclamos es muy claro desde el comienzo, contrariamente a lo que dicen los voceros del Ministerio; los obreros rechazan la sobrecarga de tareas si no hay una compensación salarial, aspecto de mucha importancia en un gremio que ha dejado caer el salario a niveles de pobreza, y que durante este año recibieron solo un bono de 6 mil pesos por 5 meses.
La lucha de los metalúrgicos de GRI Calviño es parte de un revulsivo que se extiende en el gremio metalúrgico y ha tenido expresiones muy importantes como las movilizaciones autoconvocadas en Siderca frente a la parálisis de la conducción de Caló, Furlán y el Barba Gutiérrez.

Es necesario un paro de la seccional UOM Quilmes para derrotar el intento de flexibilización en GRI Calviño, por la defensa del salario, la reincorporación de todos los despedidos, y el respeto a la actividad sindical que realiza la comisión interna en planta, así como un plan de lucha de toda la UOM por todos los reclamos de los metalúrgicos.