05/01/2021
SMATA

Guerrero Motos: piquete obrero reclama la reincorporación de 27 despedidos

El gobierno de Perotti, los reprime.

La empresa Guerrero Motos, de la ciudad de San Lorenzo, culminó el año con despidos y rebajas salariales, lo que motivó el rechazo de los trabajadores de la planta que vienen enfrentando estos atropellos patronales con paro y piquete en la puerta de fábrica.

Los despidos ilegales llevados adelante por la patronal contaron con el apoyo de la Policía de Santa Fe, que comanda el gobernador peronista Omar Perotti, que se presentó en la planta para levantar por la fuerza el piquete de los trabajadores que se encuentran en lucha en defensa de sus puestos de trabajo.

La política de la patronal apunta al reemplazo de los trabajadores que están bajo convenio, muchos de los cuales gozan de mucha antigüedad, por la contratación de trabajadores eventuales.

Pretenden reducir sus costos laborales en base a la precarización laboral. Para los trabajadores efectivos y en un país donde el 30% de la clase obrera se encuentra desocupada, la defensa del puesto de trabajo es más vital que nunca.

Son 27 los trabajadores que perdieron su fuente de trabajo como resultado de esta acción antiobrera. Pese a haber cobrado durante todo el año los ATP del gobierno, los dueños intentan avanzar contra los derechos de los trabajadores. A su vez, los despidos dan cuenta de que el famosa decreto de prohibición de despidos resuelta por el gobierno es un papel pintado.

Guerrero Motos comenzó representando a Honda en 1978 y en 1993 se constituyó como planta industrial en el predio de la ex Cerámica San Lorenzo, con puerto propio y ocupando 350.000 metros cuadrados. Los conflictos se sucedieron y en 2000 hubo numerosos ataques y luchas frente a despidos, suspensiones y rebajas salariales.

Ataque al salario, ataque antisindical y despidos

Frente a las rebajas salariales injustificadas llevadas adelante por la patronal, los trabajadores respondieron con un paro de la planta resuelto por el Smata que duró varios días. Los 27 despidos son también un acto de amedrentamiento de la patronal contra la organización y la lucha de los trabajadores.

La respuesta de los trabajadores no se hizo esperar con un nuevo paro, bloqueos y piquetes, donde reclamaron la inmediata reincorporación de todos los trabajadores, mostrando que la firmeza de los trabajadores se encuentra intacta.

En un acto de prepotencia bestial, el dueño de la empresa intentó días atrás prender fuego el auto de uno de los trabajadores que estaba emplazado en el piquete, mostrando la impunidad con la que gozan los delincuentes de guantes blancos.

La situación dramática vivida por los trabajadores de Guerrero Motos llevó incluso a que uno de los trabajadores se rociara con nafta frente a las puertas de la planta, amenazando con prenderse fuego frente a sus compañeros y su familia.

Reincorporación de los despedidos. Ninguna rebaja salarial

En el día de mañana se espera una reunión en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe, donde se llevará el reclamo de la reincorporación de los trabadores y la defensa de la estabilidad laboral. La reciente victoria obtenida por los gremios aceiteros, sobre la base del paro por tiempo indeterminado, los piquetes y bloqueos, debe ser una enseñanza para la lucha de todo el movimiento obrero y en especial del Cordón de San Lorenzo. Desde el Partido Obrero y la Coordinadora Sindical Clasista concurrimos a la planta para brindar nuestra solidaridad con los trabajadores y para ponernos a disposición para colaborar con el triunfo de la lucha. Fuerza compañeros, reincorporación ya de todos los despedidos. Defensa de los derechos laborales y el convenio colectivo de trabajo. ¡La prepotencia patronal no pasará!

En esta nota

También te puede interesar:

El jueves 21/01 a las 11 horas movilizamos de la Municipalidad al Concejo Deliberante para rechazar la reforma.
Por las amenazas a estudiantes de la Universidad Abierta Interamericana (UAI).
Una campaña extraordinaria en el Polo Obrero y en decenas de barrios de la provincia
Por la implementación del cupo laboral trans sin restricciones ni precarización laboral.
Se impone la necesidad de un plenario provincial de delegadxs por un plan de lucha provincial.