01/12/2017

Histórica movilización de los guardavidas de Tres Arroyos

No al despido de Nacho Ibáñez

Por primera vez en la historia, los guardavidas de Tres Arroyos ganamos las calles. Con nuestra ropa de trabajo, banderas, pancartas, sombrillas y a silbatazo limpio, recorrimos ayer las principales arterias de la ciudad, acompañados de familiares y bañistas, en rechazo del anunciado despido de Nacho Ibañez, dirigente del sindicato de guardavidas y en reclamo de mejores condiciones de trabajo.


Durante la marcha, recibimos el apoyo de trabajadores y vecinos que salían de sus lugares de trabajo o se asomaban por los balcones y ventanas.


El apoyo a nuestra causa fue casi tan grande como el repudio al gobierno municipal, fuertemente golpeado por la crisis social que atraviesa Tres Arroyos.


Con una batucada y por medio de una intensa volanteada dimos a conocer nuestra situación: desde la primera semana de mayo, exposición ante los concejales de todos los partidos de por medio (ninguno de los legisladores opositores de Cambiemos, FPV y el Frente Renovador, participó en la movilización), hemos intentado en vano que la Municipalidad revertiera la precaria situación en la que trabajamos los guardavidas de Claromecó, Reta, Dunamar y Orense.


El municipio se niega a cumplir con la ley y expone a miles de bañistas todos los días, sin servicio de seguridad en playa, mientras que el mismo se ha iniciado en todo el resto de la provincia.


Es el mismo municipio que, desde hace muchos años, no nos entrega ni siquiera un uniforme de trabajo, obligándonos a trabajar con ropa vieja o con cualquier otra, que no permite una correcta identificación en la playa.


Tal es el nivel de precariedad e irresponsabilidad con el que se maneja la Municipalidad que ayer, jueves 30, estaban llamando a los compañeros para notificarlos de que hoy debían presentarse a trabajar a las diez de la mañana.


El reclamo central de la movilización fue contra el despido arbitrario y persecutorio de Nacho Ibañez, que anunciaron los funcionarios del gobierno local. "Trabajo para Nacho" fue lo que más se escuchó en la puerta de la Municipalidad, hacia donde se dirigió finalmente la caravana roja y amarilla.


Este despido es una clara medida de persecución política y gremial, en un cuadro nacional de ataque contra los derechos de los trabajadores que incluye la persecución a las comisiones internas y cuerpos delegados clasistas y combativos, la liquidación de conquistas históricas a través de la reforma laboral y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, imponiendo paritarias a la baja con la complicidad de la burocracia sindical de las centrales obreras.


Desde la Asociación de Guardavidas de Tres Arroyos hemos dejado en claro que seguiremos firmes en la defensa de nuestros derechos como trabajadores y tomaremos nuevas medidas de lucha si no se respetan nuestros derechos.


Seguiremos peleando para  garantizar el mejor servicio de seguridad en playa, siempre poniendo en riesgo nuestra vida para salvar la de otros.


-No al despido sin causa de Ignacio Ibáñez.


-Cumplimiento de las leyes que regulan nuestra actividad.


-Equipamiento adecuado. Más guardavidas.


-Aumento de salarios.


-Reconocimiento integral de la tarea riesgosa.