22/10/2015 | 1386

Histórico: se oficializó la Lista Violeta 10 Juntos por Apta

Una enorme lista clasista para recuperar el sindicato


Una lista de lujo. Encabezada por Héctor “Chavo” Echagüe y Aldo “Colo” Busatto, se conformó la lista Violeta para desplazar a Ricardo Cirielli de la conducción del sindicato de técnicos aeronáuticos, que detenta desde hace más de 20 años. La lista es un frente único de agrupaciones combativas (La Pista, Trabajadores de Austral -el FTA- y el MTTA), que vienen protagonizando las luchas contra los techos salariales en las paritarias, los despidos y la persecución sindical, el vaciamiento de las empresas y, fundamentalmente, el impuesto a las ganancias contra el salario que, anualmente, se lleva el equivalente a más de un salario de los trabajadores.


 


El proceso que se incuba es de larga data. De hecho, el “Chavo” y el “Colo” son delegados de base desde hace casi dos décadas y fueron protagonistas de las grandes luchas contra la privatización y el cierre de Aerolíneas Argentinas. Ahora se han fusionado con una nueva generación de activistas y delegados que se forjaron en las luchas contra la conducción camporista de Mariano Recalde. Es que detrás del verso de la estatización se desarrolla un proceso de vaciamiento (falta de capacitación y habilitaciones para las reparaciones de las nuevas aeronaves que preparan una tercerización del servicio de mantenimiento una vez concluido el período de garantía), persecución sindical (en APA barrieron con el activismo antiburocrático) y destrucción del salario por paritarias a la baja e impuesto al salario.


 


Poco a poco, estas dos generaciones han ido conformando un tejido de delegados combativos en todos los aeropuertos y empresas que han defendido los métodos de la asamblea, los mandatos de base y la lucha antipatronal. Recientemente se han sumado referentes de LAN y de Fadea, en Córdoba, que sufren el abandono del Estado y de la conducción del sindicato que los ha entregado sin titubear a un sindicato patronal. El punto máximo han sido las masivas movilizaciones del activismo de base y los delegados a las dos asambleas para elegir junta electoral (la última trasladada al sindicato de Barrionuevo) que fueron suspendidas escandalosamente por la conducción ante la certeza de que serían aplastados por la oposición. Frente al escenario, un sector impulsó la intervención del Ministerio de Trabajo que, a su vez, se vio obligado a conformar una junta electoral ad hoc compuesta por los referentes de todos los espacios políticos existentes en el sindicato incluyendo un representante del FTA y uno del MTTA. A pesar de la negativa del ministerio a reconocer el triunfo del activismo combativo, los trabajadores lo interpretaron acertadamente como un primer triunfo que anuncia la posible caída de la actual conducción.


 


Más allá de su posicionamiento opositor, la actual conducción de Apta está alineada con los partidos patronales que estratégicamente comparten los techos salariales y el impuesto al salario con el oficialismo. Además, claro, de la reprivatización de Aerolíneas Argentinas. Se ha conformado también una tercera lista plagada de ex ciriellistas que ahora, frente al derrumbe de la conducción, buscan reconstruir el sindicato de la mano de la patronal. La lista Unidad (que no unió a nadie) se ha alineado recientemente con el yaskismo y postula integrar el sindicato a Fapa, que no es otra cosa que la correa de transmisión de la empresa en los sindicatos. Por eso carnerearon los inmensos y contundentes paros generales contra el impuesto al salario, la reivindicación más sentida entre los técnicos. Por eso, habiendo actuado en común en las asambleas, se negaron a conformar un frente basado en la independencia política frente al Estado y la patronal, que luche contra los techos salariales y el impuesto a las ganancias, el núcleo de la Lista Violeta. Son la lista de Recalde y Tomada.


 


Las elecciones serán el 3 de diciembre. Una batalla que puede torcer el rumbo de los técnicos e incluso conmover al movimiento obrero de nuestro país. Manos a la obra.

También te puede interesar:

El aguante en Aeroparque obligó al gobierno a rechazar el Recurso Preventivo de Crisis.
Todos los gremios aeronáuticos deberían formar un gran frente de lucha, luchemos por asambleas para imponerlo
Comienzan los primeros rechazos al plan de desguace.