29/12/2016

Hospital de Clínicas: grave vaciamiento del servicio de Hemoterapia

Solamente en el último mes, se suspendieron 20 cirugías.
Agrupación Bordó - Hospital de Clínicas


Durante 48 horas, entre el 27 y el 28 de diciembre, el servicio de ambulancias que pertenece a la Swiss Medical y hace prestaciones al Hospital de Clínicas, sin motivo que se dieran a conocer –aunque se sospecha que por falta de pago–, dejó a Hemoterapia sin servicio de traslados de componentes sanguíneos que deben ser irradiados en el Hospital Garrahan. La irradiación es fundamental para el tratamiento de muchas patologías, como enfermedades oncohematológicas y trasplante de medula ósea, en donde la transfusión de hemocomponentes irradiados es obligatoria para evitar la enfermedad de injerto versus huésped. Ambas patologías se atienden en el Hospital de Clínicas, con muchos pacientes requiriendo la calidad merecida. En estos casos, cada minuto es vital y tener suspendido un servicio de traslado de componentes sanguíneos no sólo provoca la suspensión de cirugías sino que pone en riesgo la vida de los pacientes.


Frente a este panorama, la autoridad máxima del servicio de Hemoterapia se limitó a dejar una nota avisando al director del hospital del corte de la prestación de ambulancias y nada más, ratificando su desinterés por el servicio y su funcionalidad con las políticas de desguace del más grande Hospital de la UBA, mientras los pedidos y la necesidad de transfundir hemocomponentes irradiados es permanente y no cesa.


La situación general del servicio de hemoterapia es grave. Atraviesa una crisis estructural y edilicia de larga data. Paredes deterioradas, techos con fisuras y reparaciones nunca terminadas, mampostería que se cae, baños fuera de condiciones y la habitación de guardia de los técnicos inutilizada por goteras y humedad. La situación se naturaliza y los responsables de distintas áreas no dan soluciones concretas. La falta de sangre viene generando graves complicaciones a pacientes que deben ser sometidos a cirugías de distintos tipo y deben contar con el respaldo del servicio de hemoterapia: solamente en el último mes, se suspendieron 20 cirugías por falta de sangre, una medida de la magnitud de la situación. Se vuelve norma (y no excepción) pedir casi a diario hemocomponentes a otras instituciones, entre ellas el Hospital Garrahan, que en varias oportunidades ha cedido sus excedentes al Clínicas.


Los responsables de esta crisis son la actual dirección del Clínicas. Al igual que las gestiones anteriores, han avalado y facilitado el vaciamiento del servicio de Hemoterapia y de otros sectores, como Imágenes (funciona con una sola procesadora, reparada de emergencia por la rotura de las que trabajaban con guardia, UTI y Neonatología).


Que se vayan todos los que destruyeron nuestro Hospital y la burocracia sindical cómplice del vaciamiento. Necesitamos organizarnos en forma independiente, profesionales y trabajadores, para luchar por un verdadero presupuesto para el funcionamiento de todos los servicios con la provisión necesaria.

También te puede interesar:

Otro pacto ajustador de Kicillof con las burocracias sindicales.
Sobre el decreto que restringe la "libre elección de las obras sociales".
El gobierno no logra bajar los precios ni cuida los puestos de trabajo.
La pasividad de la directiva puesta en cuestión por propios y oposición.
En tres años los salarios cayeron un 20%, con acuerdos a la baja y cláusulas de revisión truchas.
¿Sindicalismo para carreristas o para las trabajadoras?