30/08/2012 | 1237

Hospital Posadas: la gendarmería de Cristina no pudo evitar el paro y el piquete

EXCLUSIVO DE INTERNET


El jueves 23, por resolución de asamblea, se llevó a cabo un nuevo paro de 24 horas con corte de autopista. Previo al corte, una importante asamblea, con apoyo de trabajadores de otros gremios y de estatales de otros organismos -que fueron a solidarizarse con el reclamo del pase a planta-, volvió a declarar que la lucha que ha comenzado está sumando a otros sectores del hospital. Denunció también la intervención abierta de la dirección del hospital, donde la directora salió en persona a recorrer diferentes secciones atacando a "un grupo minoritario" y a decir que el tema de la carrera estaba solucionado. Esta provocación y la presencia de dos camiones llenos de gendarmes dispuestos a bloquear la posibilidad de reclamo de los trabajadores produjo una indignación general de la asamblea, que ratificó salir a cortar para que nuestro reclamo lo conozca toda la población.


El conjunto de los trabajadores que salimos marchando tropezó contra las fuerzas de seguridad. A pesar de todos los esfuerzos, ya sea de la dirección o del gobierno, cortamos todos los accesos al hospital por más de tres horas. Una posterior asamblea volvió a votar un nuevo paro con movilización para el 29 y asambleas por sectores para sumar a todos los trabajadores.


Necesitamos discutir un plan de lucha de todos los trabajadores del hospital, para rechazar de manera conjunta el Sinep, el cual es una carrera a la baja, imponer el pase a planta para todos, reconociendo la antigüedad y la función.


A los gremios paritarios (ATE-UPCN) le decimos: asambleas para discutir todos los pliegos de reclamos de los diferentes sectores, no a la división y el aislamiento sectorial, ¡asamblea general ya!

También te puede interesar:

Informe de trabajadores desde uno de los epicentros del vacunatorio VIP.
Prensa Obrera entrevistó al hermano del joven víctima de desaparición forzada seguida de muerte.
Se realizó una caravana docente hacia las rutas del petróleo, que los Ejecutivos de Nación y provincia militarizarán en beneficio de las corporaciones.