06/10/2011 | 1197

Huelga general en la Salud

Desde hace 15 días, los hospitales provinciales están en lucha. El miércoles 28, una asamblea interhospitalaria votaba el paro por tiempo indeterminado (con atención de urgencias y emergencias). La asamblea también conformó una coordinadora interhospitalaria con tres delegados de cada hospital elegidos en asamblea.

Las reivindicaciones más sentidas son el reclamo salarial (el básico de los médicos y profesionales no llega a los 2.800 pesos), la escasez de personal (faltan 5.000 enfermeros) y la precarización laboral. Estos reclamos no son nuevos de este año: los médicos residentes, que trabajan jornadas de 36 horas seguidas por 1.500 pesos, ya se habían hecho escuchar a lo largo de 2011.

Mientras los trabajadores de la salud reclamaban, entraba en la Legislatura un proyecto del actual gobernador, Schiaretti (apoyado por De la Sota), para endeudarse por otros 200 millones de dólares de «forma preventiva», argumentando un déficit por obras públicas. Esto agudiza aún más la crisis económica provincial, la cual se descarga sobre el bolsillo de los trabajadores y sus condiciones laborales.

Por otro lado, el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y su titular, el legislador electo por el oficialismo José Pihén, era desplazado de una parte de los hospitales: los trabajadores rechazan la política de la burocracia de los gremios estatales y buscan organizarse en forma independiente. Algo parecido sucedió con la dirección de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), ligada al juecismo, que vio rechazado el intento de ponerse a la cabeza de la lucha.

Los municipales también

Mientras esto sucedía en la provincia, los trabajadores de los hospitales municipales ocuparon el hospital de Urgencias.

Por segunda vez en el corriente año, los trabajadores del Urgencias ocuparon la institución reclamando por salarios atrasados a monotributistas, pase a planta permanente de los contratados, aumento de personal y el arreglo de dos tomógrafos averiados. La determinación de los profesionales de la salud obligó al intendente K, Giacomino, a dar un paso atrás y otorgar una parte de los reclamos. La Municipalidad ofreció el pase de 110 monotributistas al artículo 8 y «concursos efectivos» para el personal del hospital.

Hoy son 22 los hospitales que se alzan en lucha, tanto de la capital como del interior de la provincia. Como Frente de Izquierda y como Partido Obrero levantamos la consigna de que la lucha por el salario es la lucha por la salud pública. Apoyamos el pliego de reclamos, reivindicamos los métodos de la asamblea independiente, las medidas de fuerza que se llevan adelante y la lucha de los profesionales sanitarios. Vamos por la conquista de diputados de izquierda en las próximas elecciones para ponerle un freno a la privatización de la salud y establecer un sistema estatal integrando hospitales y obras sociales

En esta nota

También te puede interesar:

Uno de cada siete padece trastornos mentales diagnosticados. En Argentina, la situación es más crítica que el promedio global.
El gobierno de Mendoza busca amedrentar a las y los residentes despidiendo a una residente del hospital de OSEP.
El llamamiento fue sin publicidad previa y arreglada con la dirección del hospital.
El gobierno cede tierras a la Iglesia que son para salud y educación,