17/08/2017 | 1470

Inti: el lock-out patronal no pudo frenar la lucha

Agrupación Naranja del INTI


Cuando nos preparábamos para un día de paro, movilización y conferencia de prensa, las autoridades del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) decidieron cerrar la sede central de San Martín por 24 horas durante el pasado martes 7, dejando a sus 2100 trabajadores afuera, con una excusa desesperada: asueto por la reparación de un caño de agua.


 


En realidad, el lock-out patronal tuvo la intención de detener el plan de lucha que se viene votando en asamblea y que, además del paro, presentaba un elemento novedoso: una conferencia de prensa para explicar a la sociedad el mecanismo que ha montado el macrismo para manejar a discrecionalidad fondos públicos millonarios.


 


La maniobra tuvo corto alcance, ya que se decidió continuar con lo votado, en la puerta del Instituto. La conferencia de prensa contó con la presencia de varias personalidades sindicales y políticas, entre ellas la de Néstor Pitrola y Christian Mayer (primer candidato a concejal de San Martín por el PO-FIT), y más de 300 trabajadores del Instituto, que no se amedrentaron ante el fuerte operativo represivo montado por la policía, con carros hidrantes y perros. También estuvo “Cachorro” Godoy, tratando con su intervención de maquillar que él mismo ha desmovilizado ATE, dejando a los estatales desarmados ante el brutal ajuste que comandan Macri y los gobernadores de todas las fuerzas políticas.


 


Los nuevos De Vido y Guillermo Moreno en el Inti


 


A la falta de respuestas al petitorio entregado en marzo, que concentra las reivindicaciones de los trabajadores (descongelamiento de carrera laboral, pase a planta y salario, entre otros) se sumaron estas últimas semanas escándalos asociados a manejos irregulares de los recursos del instituto mediante la creación de oficinas paralelas y la intervención de sectores de trabajo, con el objetivo de puentear a los técnicos y profesionales de Inti que deben planificar y llevar adelante el control de las obras.


 


Resulta que, mientras en el Congreso el macrismo llevaba adelante una maniobra electoral para expulsar a un corrupto como De Vido con el objetivo de ocultar un ajuste que día a día empeora las condiciones de vida de los trabajadores y revertir un cuadro electoral adverso, en el Inti quedaron en descubierto los mismos métodos que implementa el PRO a través de sus funcionarios.


 


Persecución a los delegados


 


Por si esto fuera poco, se profundizó la línea de ataque a la organización sindical, descontando a los delegados el último día de paro realizado, mediante un mecanismo perverso. La patronal ingresó a las cuentas electrónicas personales y fraguó la identidad de los delegados. Les solicitaron licencias de ausencias injustificadas, como si ellos se las hubiesen pedido, para descontarles el día. Las autoridades siguen con la línea de ataque al sindicato, que consistió primero en el desconocimiento de gran parte de los delegados electos y, luego, con el bloqueo de sus correos laborales y la quita de licencias gremiales. Quieren golpear a los delegados para discontinuar el proceso de asambleas de sector y asambleas generales que funciona como organizador del plan de lucha. Pero esta jugada les está saliendo en forma diametralmente opuesta a lo que se proponen: las asambleas se multiplican y también las movilizaciones masivas por las calles internas del parque (de la última participaron más de 600 trabajadores), que repudian el accionar de la patronal.


 


Los trabajadores garantizaron la conferencia


 


El cierre inédito por 24 horas que dispusieron las autoridades del Inti terminó siendo una muestra de debilidad de las autoridades. A pesar del colosal operativo policial, los trabajadores del Inti sostuvimos la conferencia y el paro, denunciando ante los medios los atropellos y el ajuste de esta gestión y del gobierno nacional. Los próximos días continuaremos con las asambleas para profundizar el plan de lucha, que nos lleve a la obtención de todos nuestros reclamos.

También te puede interesar:

Silencio criminal de los sindicatos y el gobierno.
Será este miércoles 20 de octubre. Una jornada de lucha contra el avance de la flexibilización y la reforma laboral.
El único mensaje que escucha el gobierno es el de los capitalistas.