22/09/2020

Jesús María: el intendente debe garantizar el protocolo de bioseguridad

Fue presentado por el Sindicato de Trabajadores Municipales.

En las últimas horas se conoció la noticia de que un trabajador municipal contrajo coronavirus. Por el caso hay 20 trabajadores aislados a la espera de que se conozcan los resultados de los hisopados, que estarán en las próximas 24 o 48 horas. En las vísperas de la pandemia, el Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitram), a través de su comisión directiva, presentó un protocolo de bioseguridad, que el intendente de la ciudad Luis Picat, no hace cumplir.

El contagio se originó por fuera del grupo de trabajadores, producto de la circulación comunitaria. También se conoció que hay otro empleado de la municipalidad que no estaba trabajando por ser persona de riesgo que también contrajo Covid-19.

La pandemia avanzó en la ciudad de Jesús María al punto de que en el Hospital Vicente Agüero la ocupación de camas críticas ya había llegado al 80 %, hasta la semana pasada. El pasado lunes se informó que hasta ese día había 26 casos activos en la ciudad. Las y los trabajadores están cada vez más expuestos frente a un ejecutivo local que no toma medidas esenciales para prevenir más contagios, y para peor, repite un discurso presentando la situación como controlada.

El Sitram (sindicato de municipales) viene dando una pelea para que el intendente Picat garantice el cumplimiento de un protocolo de bioseguridad en resguardo de la salud de trabajadores esenciales.

Consultado por Prensa Obrera el secretario general del gremio, Roberto Rojas, manifestó que: “hicimos todos los pasos, todas las medidas de prevención, para reducir las posibilidades de contagios, trabajando en grupos reducidos. El municipio no responde al pedido de que desdoblen los turnos para evitar amontonar trabajadores; para que no se junten los diferentes turnos del obrador”.

Han sido insistentes los pedidos y acciones de lucha del gremio para que se responda al protocolo de bioseguridad. El Sitram va continuar la lucha por la salud y los derechos del conjunto de trabajadores municipales. La posición de defensa de la salud de las y los trabajadores por parte del Sitram resulta clave, en momentos en que entre las y los trabajadores esenciales de la ciudad va tomando fuerza la versión de que el hospital está desbordado y que “están disfrazando los números”.

El intendente Luis Picat debe responder al reclamo de las y los trabajadores porque se trata nada menos que de trabajadores esenciales, que si se contagian repercuten por partida doble a la población, afectando a los servicios. Además, hay municipales que viven con personas de riesgo. Es necesario garantizar todas las medidas para resguardo de la salud de toda la población.

También te puede interesar:

Para permitir la habilitación de un negociado inmobiliario sobre monte nativo de La Calera.
La base de datos de la Universidad de Oxford consideró que las cifras oficiales "no tienen la calidad suficiente".
Récord de nuevos contagios diarios en todo el continente.