14/10/2010 | 1150

José C. Paz: Hospital Mercante

Basta de persecusión y amenazas a los delegados y luchadores
Por Corresponsal S. M.

El cuerpo de delegados de ATE del Hospital Mercante, desde el inicio de su labor gremial, ha venido marcando un camino de reorganización colectiva. El hecho de haber logrado las elecciones dentro del hospital -luego de una dura pelea contra la burocracia de la Verde degennarista- también significó un hecho político y un primer paso importante conseguido, ya que hoy el cuerpo de delegados de ATE es quien encabeza y reclama por toda la problemática hospitalaria en su conjunto.

Así, enfrenta dentro del hospital a una gestión directiva sumamente autoritaria, a quien se le ha venido ejerciendo un control en los fondos presupuestarios; esta directiva intenta mantener un modelo de hospital basado en el miedo y los acomodos. Ahora han iniciado una persecución y discriminación gremial contra el cuerpo de delegados, desconociendo y negándose a recibirlos en una primera instancia; por lo que fueron denunciados y citados en el Ministerio de Trabajo -a cuya audiencia nunca asistieron- y a partir de la cual tuvieron que retroceder.

Actualmente, dos compañeras delegadas tiene pedido de cesantía. Paola Trejo y Silvia Mistchenco no sólo fueron amenazadas de muerte por personal policial y de vigilancia; además, la primera fue golpeada por el personal femenino de seguridad cuando defendía el ingreso al hospital de miembros y participantes del foro de salud que funciona allí desde hace ocho meses -autorizada en forma escrita-; esta medida fue adoptada por orden de la dirección del hospital, como parte de un intento más de querer doblegar a aquellos sectores que contradicen las intenciones de cerrar las salas y privatizar el hospital.

Tengamos en cuenta también que la Lista 3 fue encabezada en el distrito por Silvia Mitchenco, que fue la lista ganadora en el hospital.

Estamos haciendo firmar un petitorio en repudio a estas medidas y en solidaridad hacia las dos compañeras, no sólo dentro del hospital sino también en los barrios, colegios y universidades como parte de una campaña en defensa del derecho y la libertad sindical que hoy se intenta impedir por una dirección cada vez más cuestionada y rechazada por los trabajadores. Hemos iniciado todas las acciones ante el Ministerio de Trabajo, las autoridades provinciales y la Justicia.

Es necesario la mayor solidaridad para acabar con las amenazas y la persecución a los luchadores.

En esta nota

También te puede interesar:

No se aisló al plantel completo, como correspondía ante el contagio de un jefe de la línea de Cajas.
Manejos punteriles, ataques al pueblo y apoyos desde arriba.
Sobre las declaraciones de encubrimiento de venta de “falopa” por parte del intendente de José C. Paz.
Es tras la confesión de encubrimiento de venta de drogas.