24/07/2004 | 861

Jujuy: Por qué De Gennaro no se pronuncia

La decisión de los compañeros de la CTA de El Carmen de rom­per con la CTA y construir el Movi­miento de Desocupados Indepen­diente (MDI), en el Polo Obrero, golpeó duro.


Las cinco cooperativas de vi­vienda de los compañeros de El Car­men sufrieron la represalia inme­diata: el gobierno usurpó el predio y las obras, despidió a los trabajado­res y desconoció a las autoridades. Con la firma del ministro de Gobier­no, Berrueco, se adjudicó la pose­sión de los terrenos donde se están construyendo las casas a Nando Acosta, de la CTA. La Justicia cóm­plice se declaró “incompetente” ante el despojo.


Los compañeros del El Carmen y San Pedro respondieron como co­rresponde.


El miércoles 21 se cortaron las rutas en San Pedro y en El Car­men durante diez horas; el jueves, el corte continuó en El Carmen, y finalmente el propio Berruezo ac­cedió a recibir a los compañeros el viernes 23.


Los compañeros reclaman al municipio (responsable del convenio con las cooperativas y del pago de certificados de obra) la devolución del obrador, los materiales y los te­rrenos que les pertenecen.


Compañeros de otras localida­des se han solidarizado con esta lu­cha. No es para menos, las razones que llevaron a los 900 compañeros de El Carmen a construir el Polo es­tán presentes en todo Jujuy.


Se prepara ahora la convocato­ria al congreso de bases de la CTA Jujuy para construir desde el Polo Obrero una organización provincial independiente del gobierno. Para terminar con la patota, por trabajo genuino, aumento de los planes y los salarios, por la unidad de todos los trabajadores contra el gobierno fondomonetarista.


¡Adelante compañeros!


El movimiento piquetero no na­ció para ser oficialista.

También te puede interesar:

Los sectores populares toman deuda para llegar a fin de mes y pocos acceden a una tarjeta de crédito.
Entre la interna y el ajuste que no se puede disimular más.
Mientras se anuncia los beneficios para empresarios en la Zona Franca, se desarrollan causas penales a quienes luchan por trabajo genuino.
No al desalojo, basta de amedrentamiento y prepotencia policial.
Al hambre y el ajuste los enfrentamos en las calles y con un plan de lucha.