05/06/1997 | 542

La ausencia de un programa

Una olla popular de 9 compañeros produjo el corte de la Ruta 5 en Alta Gracia. El MTR (Movimiento Trabajadores en Resistencia) y la Comisión de Desocupados habían convocado para el 18 de mayo a una asamblea para empadronar desocupados para una bolsa de trabajo de la UOCRA. El comisario Stefarini no permitió la asamblea, hizo cerrar las instalaciones del Club Colón, que habían sido solicitadas por escrito, y tampoco permitió la reunión en una plaza instalada frente a las instalaciones cedidas, diciendo que los desocupados le traían problemas, escondían delincuentes, etc.


A las 17 horas del martes 27 se habían convocado 17 compañeros, que apoyaban un programa del MTR basado en el asistencialismo y el plan ‘Trabajar’. Estos compañeros, no obstante, citaron al intendente, que finalmente debió bajar al corte y ofreció una entrevista para el día siguiente, a las 14 horas; para esto, el corte iba cada vez aumentando el número de vecinos.


Los reclamos eran 2.500 puestos de trabajo, la reactivación de las industrias textiles de la zona, la eximición del pago de impuestos a las Pymes y desempleados, el tratamiento de un programa de microemprendimientos, cobertura de salud, plan ‘Trabajar’. En el petitorio no existía el reclamo del subsidio a los desocupados, ni la exigencia del pago de mayores impuestos a los grandes capitales de la zona. El gobierno no dio ninguna respuesta y envió finalmente a la policía para desalojar la ruta a las 3 de la mañana del jueves 29.


El Sindicato de Desocupados (Sutrade) acompañó la protesta de los compañeros, ofreció su programa, lo debatió y planteó la organización de los desempleados en un sindicato. Lo que queda demostrado es que los cortes de ruta y la lucha de los desocupados han venido para quedarse de la misma manera que el desempleo.

En esta nota

También te puede interesar:

En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
Ante un gobierno comprometido con la especulación inmobiliaria y los negocios privados sobre la obra pública que nos condenan al trabajo precario y el desempleo.
Pongamos en pie una agrupación clasista de trabajadores de la construcción para enfrentar la creciente precarización laboral.
Un gran desafío en una ciudad de fuertes contrastes sociales.
Un sector del oficialismo analiza un nuevo plan de $14.000 con contraprestación laboral.
La Uocra ha oficiado históricamente como fuerza de choque para instaurar la megaminería en la provincia.