07/01/2021
TRABAJADORES AERONÁUTICOS

La conducción de Atepsa anuncia que firma la paritaria traicionando el mandato de los trabajadores

Jonatan Doino, su secretario general, desconoce el mandato de los plenarios de delegados y de los paritarios electos por la base. Asamblea nacional autoconvocada repudia la firma del acuerdo.
Agrupación La Pista

En una reunión de delegados convocada en el día de ayer, el secretario general de Atepsa anunció que, a pesar de los mandatos ampliamente mayoritarios de rechazo, la comisión directiva del sindicato iba a firmar en el día de hoy la paritaria ofrecida por el gobierno nacional.

En esa reunión, la comisión directiva y su secretario general recibieron el repudio por parte de los delegados que venían organizando asambleas en sus lugares de trabajo para preparar las medidas de fuerza necesarias para quebrar los techos salariales del gobierno.

Por quinto año consecutivo, el gremio que agrupa a los trabajadores de tránsito aéreo firma la paritaria por debajo de la inflación. El sindicato de Atepsa rifó nuevamente una posibilidad histórica de lucha en el sector y se sumó a la paupérrima oferta del 25% en cuotas del Estado nacional y los restantes gremios aeronáuticos.

Con la excusa de la pandemia y la baja de las operaciones comerciales a nivel nacional y mundial, la conducción de Atepsa desconoció su propio Estatuto y no respetó lo decidido en dos plenarios generales de delegados realizados a mediados de diciembre. Tampoco tuvo en cuenta la voz de los paritarios nacionales electos por la base, que planteaban rechazar el acuerdo.


El argumento por parte de Jonatan Doino, el secretario general, es que la miserable pauta salarial del 25% en 3 cuotas no se cierra definitivamente, si no que en febrero se sentarían nuevamente a negociar. Lo que no explica es por qué en febrero se firmaría algo mejor, si desde abril no ha impulsado ninguna medida de lucha en defensa del salario y las que salieron, como la caravana realizada en abril o la convocatoria a paro frenada por la conciliación obligatoria, fueron totalmente a su pesar.

La EANA en plena pandemia ha reducido los días de trabajo porque el tráfico aéreo no lo ameritaba y no en post del cuidado sanitario de sus empleados. Han dejando aeropuertos a requerimiento, provocando una merma significativa en los salarios de los trabajadores ya que el concepto de refrigerio que se cobra por asistencia se vio ampliamente reducido.

¿Qué expectativas pueden tener los trabajadores de alcanzar la inflación en febrero frente a una patronal que impuso un porcentaje paritario por debajo de la inflación y una conducción sindical cada vez más sumisa?
Es por esto que los delegados y paritarios combativos convocaron inmediatamente a una asamblea nacional autoconvocada que contó con más de 100 asistentes que rechazó la firma del acuerdo por parte del sindicato y definió hacer una fuerte campaña en las redes de rechazo al acuerdo y preparar una caravana de repudio a las puertas del sindicato.

La burocracia sindical que dirige Atepsa y que es denostada por sus trabajadores tiene el mandato vencido hace más de una año y medio. Hoy más que nunca está planteada la pelea por una nueva dirección en el sindicato, basada en las asambleas, la soberanía de los plenarios de delegados y planes de lucha reales para defender los intereses de los trabajadores.

También te puede interesar:

Las burocracias estatales aceptan. Vamos por un plan de lucha independiente contra el ajuste.
Llamamos a todas las compañeras trabajadoras de casas particulares a sumarse a nuestra agrupación en la perspectiva de crear un sindicato.
En CABA concentramos a las 10 hs en obelisco y movilizamos al Ministerio de trabajo calle Alem, en el resto del país moviliza a las sedes locales del Ministerio.
El sindicalismo combativo y el movimiento piquetero reclamará por reapertura de paritarias, aguinaldo para trabajadores de comedores, y vacunas para todxs.
Aún con este aumento, las escalas salariales más bajas del Congreso quedan muy por debajo de la línea de pobreza. El contraste entre el dietazo y una paritaria insuficiente.