31/10/1996 | 517

La ‘cooperativización’ no es una salida

Finalmente, los delegados de fábrica informaron a los trabajadores de Aurora Avellaneda que la UOM propone cooperativizarla, a través de la formación de una sociedad anónima integrada por los 1.200 trabajadores de la firma en todo el país. El Cronista del 24/10 confirma que «la propuesta consiste en que la empresa alquile sus instalaciones a la futura S.A. y que los gobiernos provinciales faciliten líneas crediticias para retomar la producción». ¿Es ésta una solución?


La propuesta sindical no implica, como se ve, el pasaje de los activos de Aurora a los trabajadores. Si los gobiernos van a dar los créditos para producción: ¿quién va a pagar las deudas de Aurora con los acreedores? Es fácil percibir la inconsistencia del planteo.


Los diarios están informando que cuando Grundig accedió el año pasado a parte del control accionario de la firma, «prometió inversiones que nunca se concretaron» (ídem). La razón es que «no podía producir línea blanca —heladeras, lavarropas y cocinas— de Aurora por un acuerdo internacional entre Whirlpool y Philips (dueña internacional de Grundig), que fue sellado cuando la primera le compró la línea blanca a la segunda». Cabe agregar que, simultáneamente, Whirlpool absorbió en Brasil a las marcas Brastemp y Consul, consumando así un verdadero operativo de monopolización del negocio de los electrodomésticos en el Mercosur. Con recursos limitados y una enorme hipoteca encima, la ‘S.A. obrera’ es un verso. En definitiva, hace meses que la UOM está peregrinando sin salida y sin conseguir, incluso de Duhalde, la mentada ‘línea de crédito’.


 Los trabajadores no pueden cargar con el fardo de un operativo delictivo de los monopolios capitalistas: es necesario exigir que el Estado expropie Aurora e investigue sus cuentas, y que aporte los recursos necesarios para poner en marcha las plantas, asegurando la estabilidad laboral de todos, el convenio y el salario. Para imponer esta salida, hay que sacar el conflicto de los conciliábulos secretos con Duhalde y convocar de emergencia a congresos de delegados de la UOM en todas las seccionales afectadas.

También te puede interesar: