04/05/2021

La docencia santafesina entre el hambre y la muerte

La medidas anunciadas por Perotti, al servicio del ajuste, contra la educación y la vida.

En la noche del domingo, e intencionalmente en el marco del clásico del fútbol de Rosario, el gobernador Omar Perotti anunció nuevas medidas ante el incremento de casos y el embate de la segunda ola de Covid que convirtió a la ciudad de Rosario en zona de «alarma» epidemiológica y sanitaria.

Los anuncios de Perotti son claramente una estafa por donde se los mire. El gobierno provincial, al igual que el nacional, siguen firmes en su definición de no volcar al cuidado de la salud y la vida los recursos que sí destinan al pago de la deuda y al FMI. En clave electoral, el intendente Javkin se montó en el operativo de Perotti, cuando él mismo en su propia ciudad no garantiza siquiera un transporte público acorde a las circunstancias. En cuanto a las medidas anunciadas, estas fueron planteadas solo por siete días, cuando es sabido que se necesitan cuanto menos dos semanas para ver sus resultados en términos sanitarios.

En primer lugar, hay que señalar que ante la necesidad de bajar la circulación para mitigar la propagación del virus, sobre todo con un sistema de transporte público saturado, el gobierno dio la indicación de que el personal vacunado concurra a las escuelas aunque no haya alumnos. Esto, cuando esos mismos docentes pueden sostener un vínculo pedagógico en la virtualidad con los estudiantes, desde sus domicilios.

A pesar de que tuvieron todo un año para avanzar en la resolución del problema de la conectividad y los soportes tecnológicos, desde los gobiernos no ha aparecido ninguna respuesta efectiva en todo este tiempo, que tuvo en nuestra provincia más de 50.000 estudiantes desvinculados del sistema educativo.

El gobernador habló de un 98% de docentes vacunados. Sin embargo, de acuerdo al relevamiento realizado desde Amsafe Rosario la semana pasada, son casi 3.000 docentes, en su gran mayoría reemplazantes, los que no han recibido aún la primera dosis. El gobierno nacional sigue priorizando los intereses de los laboratorios y empresas farmacéuticas que lucran con la salud de la población. En ese sentido, sigue planteada la intervención del laboratorio de Sigman para garantizar la provisión de vacunas para todxs y la liberación de las patentes.

Otra vez, el sector más golpeado de nuestro gremio por las definiciones del gobierno son lxs docentes reemplazantes. El gobierno vuelve a vulnerar la estabilidad laboral y la posibilidad de acceder al trabajo y a un ingreso, denegando la cobertura de las dispensas por Art. 500. Exigimos la continuidad de las suplencias y la creación de cargos para parejas pedagógicas, que garanticen la atención virtual y pedagógica necesaria.

La conducción provincial de Sonia Alesso “deja hacer” como parte del pacto social que impulsan los gobiernos para descargar la crisis sobre las espaldas de los trabajadores. La CTERA y la AMSAFE provincial deben romper su integración al gobierno y convocar a asambleas y plenarios para definir un plan de lucha en defensa de la educación, la salud y la vida.

Ante los anuncios de Perotti, suspensión temporal de la presencialidad donde el semáforo epidemiológico esté en rojo (más de 150 casos cada 100 mil habitantes, acumulados en 15 días) hasta que sea necesario. Conectividad y dispositivos tecnológicos para sostener la virtualidad. Creación de cargos para acompañamiento pedagógico. Trabajo para todxs lxs reemplazantes. Seguro al desocupado de $40.000. Salario equivalente a la canasta familiar. Abolición del impuesto al salario. Ampliación del sistema de transporte y mayor frecuencia, para garantizar una movilidad segura.

Vacunas hay, pero se las llevan. Intervención del laboratorio mABxience para garantizar la provisión de vacunas a toda la población. Liberación de patentes de todos los insumos para combatir el Covid. Centralización del sistema de salud. Ruptura con el FMI. Plata para educación, vivienda y trabajo.

 

 

También te puede interesar:

Para Carla Vizzotti no es importante el aumento en las muertes.
“Fuego amigo” de Kicillof y complicidad de Baradel.
El Estado no otorga Certificado Único de Discapacidad, y por ende no estarían contempladas en el plan de vacunación.
Editorial. Escribe Gabriel Solano