02/03/2020

La docencia santafesina se plantó con el No Inicio, ante el gobierno de Perotti

Sobre un total de 37.097 votantes docentes, 36.976 votaron rechazar la propuesta salarial del gobierno de Omar Perotti. Se trata de un pronunciamiento contundente de la base docente por el no Inicio de clases que se extenderá por 48 horas de paro con movilizaciones locales y regionales, y otras 48 horas, el 11 y el 12, con movilización provincial a la ciudad de Santa Fe.


La burocracia condicionó la continuidad de la medida en la segunda semana al ofrecimiento del gobierno, que ya adelantó que la propuesta que realizó es la “razonable” por la situación de crisis financiera de la provincia.


Una propuesta indigna


La oferta salarial del pejotismo resultó una verdadera declaración de guerra a los docentes. El concepto más alto ofrecido fueron $870 en negro por “material didáctico”, a los que hay que sumarle apenas un 3% sobre algunos componentes salariales, que representa unos $500 para el cargo testigo. Para un docente jubilado el aumento significaría aproximadamente un vergonzoso 1,5% de su haber.


El profundo rechazo a esta provocación se manifestó en la importante cantidad de votos por mociones de medidas de fuerza más contundentes que la impulsada por la comisión directiva provincial, entre ellas, el paro por tiempo indeterminado que obtuvo más de 2.500 votos a nivel provincial. Los departamentos de Rosario, Gral. López y Caseros, dirigidos por la oposición, fueron una clara expresión de esto, como así también el departamento de San Lorenzo, dirigido por la burocracia de la celeste, en donde prevaleció la moción presentada por la oposición (914 votos por las 48 y 72 horas contra 558 votos por las 48 y 48 horas).


De conjunto, la votación por medidas más contundentes que las planteadas por la dirección celeste, que incluían paros progresivos y paro por tiempo indeterminado, suman casi la misma cantidad de votos que la propuesta por la burocracia, tomadas de conjunto. Esto en un cuadro en el que en varios departamentos solo existió la moción oficialista. Esto expresa la consideración de la docencia de ir a un plan de lucha con continuidad hasta obtener nuestros reclamos. 


Sonia Alesso quiso pero no pudo: hay paro


Que la burocracia de la conducción celeste no tenía la más mínima intención de parar lo demuestra el hecho de que le dieron todo el tiempo a Perotti para que presente una oferta salarial tan solo 48 horas antes del inicio de clases. Durante más de un mes y tres reuniones paritarias, no convocaron a ninguna instancia de deliberación, ni llevaron mandato alguno de la docencia para negociar. El acta de la última reunión paritaria es elocuente: no expresa ninguna posición gremial, tan sólo refleja, a través de un soliloquio del gobierno, su oferta ruinosa.


Desde Tribuna Docente, denunciamos tempranamente esta actitud cuando Sonia Alesso respaldo la eliminación de la cláusula gatillo en la provincia  diciendo que esta “no es la panacea”. Luego tuvo que desdecirse, sólo para pasarle la posta a Hugo Yasky.


Además, señalamos que, como sucedió a nivel nacional, tanto la burocracia celeste como los gobiernos intentarían atrasar cualquier definición en función de especular con el pulso de la negociación de la deuda externa para hacer pasar acuerdos a la baja. Finalmente, a pesar del operativo de la Ctera y el gobierno, esta orientación fracasó y son 14 las provincias que van al no Inicio.


En Santa Fe, el gobierno de Perotti está subordinando cualquier iniciativa gubernamental a la aprobación de la Ley de Necesidad Pública: una ley que le permite concentrar súper poderes y habilita al gobierno a tomar deuda. La ley también habilitaría a incorporar cifras en negro en los salarios, un tema que fue rechazado con la lucha de los trabajadores en el pasado y que ahora pretenden retomar en pos del ajuste.


El tema es caro a los jubilados, ya que de esta forma se desenganchan se sus haberes los aumentos otorgados a los trabajadores activos, retrasando la actualización. Va en la línea estratégica del gobierno y del FMI, de eliminar la movilidad jubilatoria y los regímenes especiales, para convertir a la jubilación en una pensión a la vejez y no en un salario diferido. El tema lo está tomando en sus manos la secretaría previsional de Amsafe Rosario, que participó con una importante delegación de la audiencia pública convocada en el Congreso a instancias de la banca de Romina Del Pla, del PO-FIT.


El rechazo a esta orientación se hizo sentir tempranamente  a partir de la intervención de la docencia rosarina que salió a la calle el 2 de enero repudiando la manipulación del cronograma de pagos, la eliminación de la cláusula gatillo y exigiendo el pago de las deudas salariales del 2019; un planteo que la burocracia no levanta. Desde Tribuna planteamos que las condiciones para el no Inicio estaban dadas y fuimos desenvolviendo esta perspectiva.


Vayamos por un plan de lucha hasta ganar


En este cuadro, es necesario impulsar con todo la intervención masiva de la docencia en cada departamento de la provincia,  sobre todo allí donde la burocracia pretende darle al paro un carácter dominguero. Mostrar una contundente movilización provincial a la capital, prevista para el día 12 de marzo, que no puede ser levantada ante una eventual maniobra del gobierno. Porque lo que necesitamos los docentes santafesinos, para torcerle el brazo al gobierno de Perotti, es un plan de lucha hasta ganar.


Planteamos la devolución de lo adeudado por la paritaria 2019; un aumento que lleve el básico a 40 mil pesos y aumentos al básico contra las cifras en negro que achatan escalas y degradan aún más las jubilaciones; defensa de la cláusula gatillo ante una inflación que no para; concreción de los concursos de secundaria en tiempo y forma; defensa de la caja provincial jubilatoria contra los tarifazos en el IAPOS. Todas forman parte de un pliego de reivindicaciones que podemos ganar si organizamos a la docencia.


Un tema que tenemos que revertir es que el 9 de marzo no habrá paro en el Día internacional de la Mujer Trabajadora, porque la conducción provincial apostó a darle tiempo al gobierno provincial. Queda en mano de las seccionales combativas disponer medidas de lucha para que un gremio con una presencia mayoritaria de mujeres forme parte de manera plena de la jornada internacional. Mientras los docentes reclaman la efectiva implementación de la ESI, la CTERA carnerea.


Un punto de apoyo será la coordinación nacional de los sindicatos provinciales y seccionales dirigidos por la oposición para tomar en nuestras manos las tareas planteadas, que la Ctera ha dejado de lado en función de sus acuerdos con el gobierno.



 

En esta nota