21/12/2020
Ferroviarios

La Fraternidad anunció paro de 24 horas

Que sea por el salario, además de la deuda con Osfe

Omar Maturano, secretario general de La Fraternidad, el gremio de los conductores de trenes, anunció un paro de 24 horas, amenazando en los medios que podría ser de 48, en reclamo de la deuda de 140 millones de pesos que el Estado mantiene con la Obra Social Ferroviaria (Osfe), deuda que se arrastra por parte de los sucesivos gobiernos llegando al de Fernández.

Maturano denunció el manejo discrecional de los fondos de las obras sociales por parte de los gordos de la CGT, en momentos en que Alberto Fernández reclama la unidad de la burocracia sindical en defensa del pacto social que exigen los acuerdos con el FMI.

Por su parte, ni la Unión Ferroviaria ni Apdfa ni Señaleros han elevado la voz a pesar de compartir el directorio de Osfe y de que este reclamo es al fin y al cabo un reclamo legítimo dado que esta deuda afecta directamente el servicio de salud de todos los ferroviarios y nuestras familias.

¿Y el salario?

Partiendo de la legitimidad del reclamo de aquellos fondos, es necesario señalar que esta medida anunciada contrasta con la parálisis completa de todos los sindicatos ferroviarios, incluido La Fraternidad, respecto del reclamo salarial. De este modo, tras el aumento del 7% sin retroactivo del primer tramo y el silencio de radio frente a la negociación actual, los gremios han permitido que el gobierno de los Fernández cierre el año con una rebaja salarial histórica frente a una inflación que arrima al 40%, es decir un recorte de 33 puntos de nuestros ingresos.

Vamos al paro por aumento salarial y en defensa de las obras sociales

El reclamo de la devolución de los fondos de obras sociales se ha convertido en un clásico cada vez que la burocracia pretende cotizarse como garante de la aplicación de un ajuste contra los trabajadores. En este caso, parece combinarse con el resentimiento de Maturano por quedar afuera de un armado para la futura conducción de una central oficialista.

Los ferroviarios no debemos permitir el saqueo a nuestro salario y asumir la defensa de la obra social; por eso mañana hay que parar. Todos los gremios deben hacerlo y abrir las cuentas de Osfe al control de los trabajadores. Para eso deberían convocar asambleas que integren el reclamo de esos fondos de Osfe al reclamo salarial del 40% retroactivo a enero 2020 y votar la continuidad de un plan de lucha hasta conquistarlo.

Es necesario que los gremios ferroviarios rompan con el gobierno por todas las reivindicaciones, el salario, la obra social, las jubilaciones; esto está planteado también para las centrales obreras. Contra este plan de ajuste hay que responder con un paro nacional de 24hs de todo el movimiento obrero.

También te puede interesar:

Abramos el debate en todos los sectores para rechazar este acuerdo inconsulto.
Menem y la resistencia obrera a las privatizaciones.
Financiaría el sistema público con los fondos de la seguridad social.