17/03/2011 | 1168

«La independencia de la AGTSyP no se negocia»

Reportaje a Charly Pérez, candidato a secretario general por la Naranja-Bordó-Violeta

-Charly, ¿qué está en juego en esta elección?

-Dos alternativas: una que plantea Pianelli o el grupo que él dirige, que se destaca por haber ingresado a la CTA de la mano de Yasky; es decir, ser, en cierta medida, una especie de apéndice del gobierno kirchnerista. Se puede profundizar esta cuestión en que no se hizo una consulta a los compañeros; en definitiva, si uno ingresa a la central, hay que consultar a los compañeros y que se abra un debate; esto no se ha hecho, ha sido manipulado. Del otro lado, lo que nosotros cuestionamos es que este estilo de manejo no hace a la historia con que nosotros nos hemos creado; es decir, con un cuerpo de delegados que, en su momento, haciendo un frente único, generaba las condiciones para que los compañeros se expresaran en asambleas y en plenarios y, cuando ellos lo resolvieran arrancar las conquistas con la lucha. Y tiene que ver con una cuestión de independencia política; inclusive, si el propio Pianelli quisiera colocar el tema de si es necesario que el conjunto de los compañeros estén bajo el ala de un gobierno sería una cuestión que habría que colocarla sobre una mesa de debate, y no se ha colocado y no se debate, y todo esto se hace a golpe de mano. Nosotros consideramos que justamente la diferencia que hace a nuestra historia, que hace a nuestras reivindicaciones, que hace a nuestros triunfos tiene que ver con que nuestros compañeros han tenido independencia política. Y en esto hay que ser claro: no quiere decir que en el taller no haya kirchneristas, no haya radicales, no haya peronistas, socialistas o compañeros del Partido Obrero; tiene que ver con que aún en el caso de que hubiera un gobierno permeable a nuestros reclamos, en ese caso uno también tiene que tener independencia política porque es la mejor manera de arrancarle lo nuestro, nadie va a decirte ‘acá tenés la reducción, acá tenés los compañeros tercerizados adentro’. Y tenemos las consecuencias, los trabajadores del subte tuvieron que ofrecer ellos al gobierno una paz social -que no votaron- y recibieron a cambio un sindicato de segunda, de empresa, algo que nunca se nos pasó por la cabeza.

-A ver, explicate mejor…

-Yo voy a tomar como ejemplo algo que me parece que pinta de cuerpo entero esta política a la cual nosotros nos oponemos. Básicamente, nosotros estamos dando nacimiento a un nuevo sindicato. ¿Qué tipo de sindicato queremos? No queremos un sindicato al estilo ATE, en convivencia adentro del Estado con otro sindicato, como es UPCN, que siempre pasa a firmar lo que firma UPCN. Nosotros consideramos que tiene que ser un sindicato entero y en esto va el futuro de la organización; es decir, si el AGTSYP no se abre camino con cuatro mil afiliados, tomando todas las reivindicaciones de los trabajadores del subte y dejando a la UTA a un costado para poder pasarle por encima y de esa manera conseguir la personería gremial, yo no digo que nuestros días están contados, pero estamos en un camino de retroceso y no de avance. Esto es una cuestión de Estado. Un sindicato como la UTA, como el de Moyano, como el de Yasky, están cooptados por el Estado y esa situación es la que le impide o le mella o le quita el filo a las organizaciones de los trabajadores en sus reivindicaciones. Justamente, no es una enunciación esto de la independencia política, tiene que ver con cuestiones concretas: se avanza en la medida en que vos tengas claro que el Estado no juega como un árbitro sino que es juez y parte, y a favor de la patronal todo el tiempo. Ellos manejan los subsidios de Benito Roggio, mirá el caso ferroviario sino…

-¿Qué perspectiva le ves a la Lista Naranja-Bordó-Violeta?

-Nosotros vamos para ganar la elección. Plantearla desde este punto de vista: con un esclarecimiento profundo de lo que está en juego, relacionado con lo anterior. Nuestra lista tiene la obligación de colocar sobre la mesa este problema. Desde ese punto de vista es muy importante que nosotros hayamos arrancado, no solamente con un plenario, construido con métodos de clase, con 165 compañeros, que los compañeros hayan elaborado junto a las agrupaciones existentes quiénes tienen que ser los candidatos, los mejores candidatos, también todo un programa que tiene que ver con la cuestión salarial, con que esto de la paz social en realidad nos frena, con la personería gremial, con recuperar y levantar a los tres mil compañeros que están desafiliados, con una perspectiva más profunda que tiene una historia anterior. Nosotros arrancamos con la reducción de la jornada, programa de ATM desde el principio, aumento de salario, no a los despidos, recuperación de la obra social, recuperación del sindicato o puesta en pie de un sindicato, con la perspectiva de organizarnos. Yo considero que somos una alegría para la clase obrera argentina.

-Este planteo trasciende los límites del subte.

-Sí, han habido varias experiencias históricas de diferentes sectores de la clase obrera que se han visto colocados en esa situación. Ahora estamos colocados en esta situación por toda esta historia nuestra. Estamos medio como en la vidriera, sin ir más lejos, cuando le arrancamos el 44% de aumento salarial hace unos años atrás estábamos en un pie de igualdad con los grandes sindicatos, con la UOM que era la que marcaba la pauta salarial, con el Smata, esa fue otra situación histórica, la reducción de la jornada laboral, a contrapelo de toda la corriente de alargamiento de la jornada, también te colocaba en el terreno de una perspectiva histórica, estábamos quebrando la flexibilización laboral. Y en este caso, lo que nos coloca en esa perspectiva histórica es nuestro planteo de independencia.

-¿Cuál es la composición de este frente electoral en la Lista Naranja-Bordó-Violeta?

-En la composición lo que más resalta es ATM y Democracia de las Bases. ATM, con un largo historial en el subte, cuando recién se privatizó y con mucha juventud reciente y después hay un componente importante: hay compañeros de la Línea H, que no pertenecen a estas agrupaciones, pertenecen a otros agrupamientos, compañeros que han sido referentes históricos de la lucha por las tercerizadas, Mario Yucra, por ejemplo, dirigente natural de Taim, autoconvocado de la D, perteneciente a la empresa de limpieza que fue si se quiere la primera que inició todas las luchas para pasar a la planta permanente de Metrovías; compañeras nuevas, los compañeros de CAF…, delegados jóvenes de la A, distintos delegados de la E. Es todo un componente interesante: la vieja camada de viejos activistas con la camada de nuevos activistas que empiezan a aparecer y florecer por todas partes, en todos los gremios. Lo vimos en el cuerpo de delegados y hoy lo vemos en esta lista al Consejo Directivo.

-¿Algo más?

-Sí. Planteamos en el plenario, en la asamblea general, que ser reconozca la minoría proporcional. Nosotros vamos a ganar, y si ganamos, inmediatamente vamos a generar el reconocimiento de la minoría. La asamblea es sagrada, y se desconoció la asamblea en este punto, como se desconoció el paro de dos horas por turno por la muerte de David Alfonso en accidente de trabajo. Así no va más, el voto a nuestra lista corrige la peligrosa dirección actual del sindicato. La independencia de la AGTSyP no se negocia.

En esta nota

También te puede interesar:

Alrededor de 200 contagios y 6 compañeros fallecidos por Covid.
Luego de siete meses de postergación de la paritaria, Metrovías ofreció un 9% más una suma fija. Se rechazó la oferta y el cuerpo de delegados demanda un 21% -escalonado en 8 meses de marzo a octubre- y una revisión en noviembre.
Por un protocolo de la Agtsyp y el control por los trabajadores
Debe convocarse el plenario de delegados