01/09/2016 | 1426

La Naranja va por el STIA también en Mar del Plata

Por Lucía L.


En este distrito también estamos desarrollando una agrupación clasista en el gremio de la Alimentación. Numerosas actividades, algunas con la presencia de candidatos como Pablo Busch, se han llevado a cabo en las fábricas más importantes de la zona. Una gran cantidad de trabajadores ha tomado contacto con la Lista Naranja. Al igual que a lo largo del resto de la provincia, nuestra actividad ha forzado a la Verde a salir de su cueva, entregando mercadería o haciendo una campaña macartista.


La única lista o alternativa que tenían los trabajadores de la alimentación hasta ahora era la Verde; por eso Luis Bernabé Morán está al frente del STIA en la provincia de Buenos Aires desde hace 45 años. La gran cantidad de avales que consiguió la lista Naranja refleja las preocupaciones de los trabajadores: desde una paritaria que cubra la canasta familiar, hasta el cuarto turno en Pepsico o la falta de un comedor en Cabrales.


La propuesta que viene desarrollando la Naranja de la Alimentación tiene cuatro ejes fundamentales: el sindicato debe luchar contra los despidos, como los que hubo en Arcor, y no hacer la vista gorda y dejar que la patronal se salga con la suya; salario igual a la canasta familiar, hoy de 22 mil pesos, mientras que el inicial del trabajador alimenticio no alcanza los 14 mil pesos hasta noviembre; modificación del convenio colectivo de trabajo, vigente desde el año 1994, dado que las categorías están obsoletas porque en las fábricas ha habido cambios en cuanto a logística y robotización de algunos sectores; lucha contra el cobro del Impuesto a las ganancias, y mientras tanto que se hagan cargo las empresas.


La alternativa clasista en el STIA ya es una realidad. Queda el último tramo de la campaña. A redoblar los esfuerzos y demostrar que un sindicato de los trabajadores es posible.

También te puede interesar:

Un gran paso en defensa de los puestos de trabajo
600 despidos en Alimentación.
Pablo Busch, delegado de Knorr-Unilever, sobre la propuesta de un Congreso del Movimiento Obrero y de la Izquierda
En el 95% de las fábricas del país, los dirigentes no se han hecho presentes para garantizar que el paro se lleve adelante.