02/09/2004 | 866

La oposición, en cinco seccionales

Elecciones en la Unión Ferroviaria

La burocracia de Pedraza ha convocado a elecciones generales de Secretariado Nacional, congresales y Comisiones Ejecutivas de las sec­cionales pare el 8 de noviembre, en los marcos proscriptivos resueltos por el Congreso de la Unión Ferro­viaria reunido en enero pasado.


Estatutariamente, la elección debía realizarse en febrero, pero la burocracia verde obliga, de este mo­do, a la suspensión de las elecciones de delegados que deberían tener lu­gar en noviembre en varias seccio­nales, entre éstas Haedo y Victoria, donde sufriría una derrota.


En un gremio con reducida pre­sencia de mujeres, la exigencia del cupo femenino agrega requisitos proscriptivos a los de contar con candidatos en el 50% de las seccio­nales del país. Para ser candidato a directivo hay más requisitos que para postularse a presidente de la Nación, y cada firma de candidato a ejecutivo seccional debe ser cer­tificada por escribano público.


Aun en el marco de este esta­tuto antidemocrático, existía la po­sibilidad de que una lista de oposición lograra superar los obstáculos y presentarse.


La lista tradicional de oposición, la Celeste, presentó las impugna­ciones al adelantamiento de la con­vocatoria ante la Justicia, pero sin tomar los recaudos para la presen­tación. Apenas se conoció la convo­catoria electoral, el ala moyanista de la Agrupación 17 de Octubre, in­tegrante de la Celeste en frente con la izquierda, se pasó al campo de la Verde. El secretario general de la seccional Victoria, Mario “El Oso” Rodríguez, y su hermano Alberto, secretario adjunto de la seccional Haedo, junto con algunos delegados “celestes” del Belgrano Sur, se inte­graron a las listas de Pedraza. Tam­bién en el Roca, algunos afines al “Oso” han ofrecido sus candidaturas a la Verde. Pero la frutilla del pos­tre fue la actitud del ala CTA de la 17 de Octubre, que el día mismo que expiraba el plazo para la presenta­ción de listas decidió no ofrecer sus candidatos, frustrando así la cons­titución de la lista nacional oposito­ra y reduciendo también la cantidad de seccionales con representación de la oposición.


Esta debacle de la Celeste se explica perfectamente a la luz del pacto Kirchner-Duhalde que pergeñó la reunificación de la CGT y la convocatoria al Consejo del Sa­lario Mínimo.


Frente a Pedraza sólo se pre­senta una oposición, la Lista Bor­dó, en cinco seccionales sobre 29, aunque son las más importantes: Gran Buenos Aires Norte (Victo­ria), Gran Buenos Aires Oeste (Ha­edo), Gran Buenos Aires Sud (Es­calada), Mar del Plata y Tren de la Costa.


Para el activismo, la divisoria de aguas aclara el panorama, sin dejar de resultar una decepción para todos los ferroviarios la falta de oposición nacional a Pedraza. Pero ahora corresponde luchar por la oficialización de las listas de la Bordó y lograr un triunfo electoral en las seccionales del Gran Buenos Aires. Esto daría un golpe a la bu­rocracia, al pacto Kirchner-Duhalde y a los vaciadores del sistema fe­rroviario. Luego, se plantea un pro­fundo balance y reconstituir la opo­sición Bordó sobre nuevas bases clasistas y antiburocráticas.

En esta nota

También te puede interesar: