20/08/1998 | 597

La rebelión de los docentes

Concluyó en un fracaso político el plebiscito que convocó la burocracia de Ctera para que la docencia avalara su traición a la lucha contra la ‘reforma educativa’ y por el salario. A pesar de que mintió deliberadamente afirmando que el proyecto Decibe-Maffei-Banco Mundial no afectaba el Estatuto docente y que constituía la moneda de cambio necesaria para obtener un aumento salarial, una gruesa parte del gremio le dijo No.


Varias provincias repudiaron en bloque el plebiscito, como Santa Cruz y Neuquén.


Lo mismo hicieron distritos enteros del Gran Buenos Aires, como Echeverría, Marcos Paz, Ensenada y San Martín, señalando en forma explícita que impone la flexibilidad laboral y la liquidación del Estatuto docente; los delegados y la base del gremio desbarataron con este planteo la posición de apoyo al engendro de parte de los directivos azules y blancos de las mencionadas seccionales. En otras seccionales (celestes), el traspié fue todavía más evidente, como el caso de Lomas de Zamora, que rechazó el proyecto ‘incentivador’ por 1.200 votos contra 600. O en La Matanza o General Sarmiento, dos de los distritos más numerosos del conurbano, donde prácticamente hubo paridad en los resultados.


En Lanús y Florencio Varela ganó el sí, pero en ambos distritos votaron 1.100 docentes, habiendo en el primero 5.000 docentes y 2.500 en el segundo. De conjunto, se puede afirmar que más de la mitad de los docentes no votó, y no por desconocimiento pues sabían de la existencia de la consulta (presente en las carteleras).


La afirmación de Yaski, secretario general del Suteba y adjunto de la Ctera, de que en la Provincia de Buenos Aires ganó el sí por el 82% (contra el 18% del No), sólo pone de relieve que el plebiscito que comenzó como un fraude terminó de la misma manera.


El plebiscito le ha ocasionado una gran crisis a la dirección celeste, y ni qué decir que ha aumentado la desconfianza de las patronales en la viabilidad del proyecto. En una encuesta de la ‘Fundación Conciencia Ciudadana’ entre el»empresariado», sólo el 6% se pronunció a favor del proyecto Decibe-Maffei. Del mismo modo, Ambito Financiero(10/8), alega ahora que «cambiaron el proyecto para docentes y ahora es inviable». La razón es que el proyecto no prevé recaudar más de 300 millones, es decir apenas el 40% de lo necesario.


Pero aún a cambio de nada, la burocracia de Ctera ha comprometido todo, a saber, licencias, bonificaciones, régimen de disciplina, estabilidad, titularizaciones, como surge del texto del dictamen de las comisiones de Trabajo y Educación de la Cámara de Diputados.


El fracaso de la dirección de Ctera ha alumbrado una rebelión docente que ahora es necesario coordinar, orientar y organizar.

También te puede interesar:

Revés para Perotti y Alesso: con casi 13.000 votos por el rechazo se inicia un plan de lucha 48|48 horas, los días 15 y 16, 23 y 25 de marzo.
Cerca de una decena de escuelas se manifestaron ante funcionarios y el presidente del Consejo.
Que Ctera convoque un paro nacional por su triunfo.
Medidas de fuerza planteadas en la mayor parte de los distritos.
Anunció la modificación del plan jurisdiccional y un nuevo monitoreo de contagios..