15/03/2007 | 983

La situación en Atento

Campaña por la reincorporación de Valeria Rodríguez y Cristian Calcena

El despido de Valeria Rodríguez, delegada de Foetra en Atento Martínez, es un paso fundamental de la escalada de esta empresa contra los trabajadores. En medio de un crecimiento del sector, la empresa del grupo Telefónica avanza con despidos injustificados para desmantelar la organización gremial. El miércoles 28 de febrero fue despedido por segunda vez, el compañero Cristian Calcena, quien fuera reincorporado con más de 30 compañeros en la toma de Atento Barracas, a principios de junio de 2006.


 


En ambos casos, Atento aduce causas armadas e injustificadas mientras no dudan en enrejar los edificios, colocar gendarmería y personal de seguridad (en algunos casos mano de obra desocupada de la dictadura) para apretar e intimidar a los trabajadores, como también lo hicieron en el último conflicto contra el tercerismo en Teléfonica.


 


Estamos en presencia de una patronal que se maneja en forma ilegal y con total impunidad. Que viene de no entregar los útiles escolares para los hijos de los compañeros de Barracas y que liquida permanentemente mal los salarios sin respetar ningún derecho del trabajador, ni el convenio que nos corresponde (547/03-E).


 


Por el momento, Foetra Sindicato Buenos Aires ha presentado una denuncia al Ministerio de Trabajo denunciando la discriminación sindical y planteando la reincorporación de los despedidos. El lunes 5 de marzo convocó a un acto en la puerta del Atento (centro) en calle Perón en repudio a los despidos donde asistió una parte del Cuerpo de Delegados de Foetra y el activismo de Barracas junto con compañeros de Atento Martínez. También trabajadores de Action Line y Teleperformance que vienen de denunciar los despidos en sus lugares de trabajo.


 


Para que esta lucha avance es fundamental extender la organización. Que Foetra avance con medidas de acción directa como un acampe, bloqueo de los edificios y movilizaciones hasta quebrar la ofensiva patronal. Más en momentos en que se prepara una nueva lucha salarial y en numerosos edificios de Telefónica y Telecom se suceden aprietes y pedidos de informe para aumentar la productividad ya que se viene una reducción de la jornada de trabajo, de media hora menos a partir del 1° de abril, como parte del acta firmada a fines de 2005.

También te puede interesar: