23/03/2011 | 1169

La Suprema Corte de la precariedad y la explotación

Pase a planta de todos los judiciales
Por Corresponsal F. Lasarre

-Exclusivo de internet

El kirchnerismo postula como uno de sus logros la conformación de una Corte de carácter progresista. Sin embargo, en estos años, para los judiciales la pérdida de estabilidad laboral se profundizó hasta niveles insospechados.

En los juzgados y dependencias reinan los contratos basura y los interinatos que pueden ser digitados discrecionalmente por los jueces y fiscales.

Reina la desorganización en la «producción» de justicia

El fuero de la Seguridad Social se encuentra colapsado por reclamos de jubilados. Los que la pagan son los jubilados y los judiciales. Cada compañero tiene en promedio más de 1200 sumarios y el edificio de Marcelo T. de Alvear tarde o temprano entrará nuevamente en peligro de derrumbe por el peso de las causas que se acumulan.

En Laboral, aún no fue cumplimentado el faltante de cargos y la situación edilicia no ha sido solucionada a fondo. En Civil -el fuero con más tercerizados de limpieza, a pesar del compromiso de fin del año pasado entre la Corte y la UEJN- no hay noticias de pase a planta.

En Notificaciones, en agosto del año pasado, el exceso de tareas se llevó la vida de un compañero ordenanza. En Instrucción, el fuero de las licencias psiquiátricas, conviven los mayores niveles de interinatos y de prolongación de la jornada. Y la lista sigue.

Lo atamos con alambres y explotación

El exceso de tareas no es superado con incorporación de nuevos judiciales. Los Jueces refuerzan el ritmo de trabajo y prolongan la jornada. Sin embargo, la Corte no reconoce las horas extras.

Esta situación sólo puede entenderse por el temor a perder el trabajo, el cargo o el ascenso. fundado siempre en la alta precariedad laboral.

UEJN: «Defendé tu jornada»

Con un afiche «nacional», Piumato plantea que la jornada es de «7:30 a 13:30», «ni un minuto más». ¿Habrá pensado que algún contratado o interino puede hacerla valer individualmente? Ni siquiera muchos compañeros de planta pueden hacerlo. Además, nada se dice del pago de horas extras, menos del pase a planta de todos.

Está claro que, para defender la jornada de trabajo y sus conquistas, hay que terminar con la precarización y la tercerización. Hay que formar en todos los fueros comisiones de contratados, interinos y tercerizados para desarrollar una lucha a fondo por el pase a planta.

Es claro que al «camporista» Piumato se le escapa la liebre en su propio gallinero, tomemos la cosa en nuestras manos.

En esta nota

También te puede interesar:

La inflación superó el 24%. El 10% que la Corte le pidió al gobierno es mas ajuste.
Jueves 15/10 todos al paro nacional de 36 horas con movilización.
Solo un 5% de aumento general al básico, sumas en negro y destrucción de la precaria carrera judicial.
A organizarnos y luchar en las condiciones que nos impone la pandemia.
Este jueves 10, con desconexión y para quienes están realizando tareas presenciales.
El 14/09 vamos a un gran plenario nacional de trabajadores judiciales.