28/12/2021

Lanús: la comunidad educativa del Instituto Espíritu Santo se planta contra el achique del colegio

La comunidad educativa del Instituto Espíritu Santo (IES) desarrolló este lunes, en las puertas del establecimiento, una importante jornada de lucha contra el intento de la patronal de avanzar en una política de ajuste y de vaciamiento.

El estado del instituto se dio a conocer a todos los vecinos de Lanús con la difusión de una carta abierta que elaboraran sus docentes, en la cual se describe el panorama del colegio y se convocó a la reciente movilización. Según sus dueños y su representación legal, cuyo exponente es Roberto Guidetti, el IES se encuentra fuertemente endeudado (uno de sus acreedores es el obispado) y atraviesa una grave crisis de infraestructura. La patronal del establecimiento anunció el cierre del turno tarde de la secundaria y de una orientación entera (economía), lo que trae aparejado despidos de docentes y provocará que decenas de estudiantes queden sin vacantes el próximo año.

En rigor, la comunidad educativa ya viene siendo afectada; los docentes sufren demoras en el cobro sus haberes, se les adelantó que no está garantizado el pago de salarios durante el verano, no se les realizan los aportes a las cargas sociales desde hace meses, y se les recortan horas de trabajo sin indemnización. Además, el personal no docente cobra su salario en cuotas semanales y también ha perdido horas de trabajo, teniendo que cumplir con los intensivos protocolos del Covid-19 cada vez en menos tiempo y con una reducción del personal. Tampoco se renuevan los cargos de aquellos trabajadores que se jubilan, como es el caso de la portería en el nivel secundario.

El supuesto «rojo» de la escuela se contrapone, sin embargo, con las altas cuotas que pagan las familias de los estudiantes.

Desguace

El representante legal, Roberto Guidetti, lleva adelante una política de ataque contra el colegio, sus docentes y estudiantes desde hace años.

El IES, como más del 80 por ciento de los institutos privados, recibe grandes subsidios por parte del Estado, y asimismo goza de importantes exenciones impositivas. A esto se sumaron, en medio de la pandemia, los programas ATP y Repro, mediante los cuales el Estado se hace cargo de los salarios de las empresas.

La patronal del IES no utilizó los ingresos provenientes de los subsidios y de las cuotas que pagan las familias, así como tampoco del ahorro que supone no pagar determinados impuestos y el pago de salarios que en mayor medida se hallan por debajo de la línea de pobreza, para invertir en infraestructura o mejorar las condiciones de trabajo, sino que intenta desenvolver una política de desguace, cuyos platos rotos se les quiere endilgar a los docentes y estudiantes mediante el despido de personal (sin indemnización), cierres de orientaciones y de turnos, de materias especiales, falta de inversión edilicia, escasez de computadoras y de cobertura WiFi, sin mencionar el gran conflicto por falta de gas en los meses invernales. El obispado y Roberto Guidetti han amenazado incluso con cerrar el establecimiento en el corto plazo.

Guidetti tiene que responder las demandas de la comunidad educativa, ¿a dónde fueron a parar los subsidios y el dinero que ingresa al establecimiento como parte de las cuotas?

Los dueños y la representación legal del IES deben abrir los libros contables del establecimiento ante los trabajadores, los estudiantes y las familias. Es necesario rechazar las extorsiones de quienes reciben jugosos subsidios y utilizan como rehenes a los salarios docentes y a los estudiantes.

Por un plan de lucha de los estudiantes y los docentes

Sadop y todos los gremios docentes tienen que tomar medidas de lucha y apoyar esta pelea de los docentes en defensa de sus puestos de trabajo.

Ante el ajuste que el gobierno y la «oposición» intentan profundizar de la mano del FMI y que golpeará contra la educación debemos plantear la defensa de todas las instituciones educativas, ningún cierre, y estatización de toda escuela que cierre o despida.

Desde Tribuna Docente Lanús llamamos a los docentes, directivos, estudiantes y familias a realizar asambleas para organizar un plan de lucha. Tenemos que defender los puestos de trabajo y el derecho a la educación, así como también luchar por la restitución de las horas que fueron quitadas a los docentes y para que se respeten todos los derechos laborales. Ningún cierre de orientaciones ni recorte de turnos. Que viva la lucha de la comunidad educativa del IES.

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
“Estas obras no resuelven las reales causas de las inundaciones.”
Se prepara una respuesta a esta política “nacional y popular”.
El intendente Rojas se “lava las manos”.