26/10/2020

Las docentes del nivel inicial de CABA nos organizamos

No volvemos porque nunca nos fuimos: paro, movilización y plan de lucha.
Por Cyntia La Tita, Luján Varela Docentes de Educación Inicial de CABA

Ante los anuncios del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de reapertura de los jardines de infantes, rápidamente se expresó la bronca de las y los docentes, que nos organizamos en redes sociales para repudiarla.

El pasado jueves, el Ejecutivo porteño presentó materiales educativos en una reunión virtual, donde las docentes asistimos masivamente para rechazar la disposición bajo la consigna “no volvemos porque nunca nos fuimos”. En esta reunión no solo no nos escucharon, sino que nos censuraron, silenciándonos y expulsándonos.

Luego realizamos distintas asambleas para debatir medidas de acción -algo inédito en el nivel inicial, pese a que siempre fuimos uno de los sectores más postergados y poco reconocidos.

¿Por qué rechazamos la “revinculación”?

El gobierno presenta la medida como una “revinculación”, lo que supondría que previamente hubo una desvinculación. Sin embargo, lo único que hicimos en estos meses fue intentar mantener el vínculo con les niñes y sus familias, mientras que el Ejecutivo no garantizó ni los dispositivos ni la conectividad de las familias ni de les docentes. En lugar de ello, ahora Horacio Rodríguez Larreta, en complicidad con el gobierno nacional, decide poner en riesgo a la comunidad educativa, sin tener en cuenta la gran cantidad de contagios y muertes, incluidas las de menores.

Pero además, entendemos que la escuela es mucho más que “una vinculación”: no es solo una contención hacia les niñes, sino un espacio educativo para dar a conocer el mundo y donde se forman sujetos críticos. Sin embargo, esta reapertura de jardines está planteada para realizar actividades no pedagógicas, dejando a la escuela en un lugar puramente asistencial como si fueran guarderías. Las docentes de educación inicial no somos “de plastilina”, como dijo literalmente la ministra Soledad Acuña; no nos adaptamos a todo. Somos docentes conscientes del contenido político que implica nuestro trabajo.

La reapertura de escuelas es una política de Estado que se impone por presión de las patronales para avanzar en una normalización económica.

¿Y los sindicatos?

En una asamblea autoconvocada de más de 100 personas, intervino una delegada de la gremial UTE, quien se impuso como moderadora e interrumpía constantemente a las docentes que proponían realizar paro y caravana hacia el Ministerio de Educación. Como contrapropuesta, UTE intentó instalar la elaboración de una carta al gobierno de la ciudad en rechazo a la reapertura y la retención de tareas, sin considerar ninguna medida de lucha concreta y dando la espalda a quienes las proponían.

La retención de tareas deja pasar la reapertura de escuelas, dando soluciones individuales a quienes no quieren asistir mediante el amparo del sindicato y sosteniendo las actividades virtuales, por lo tanto no es una medida de lucha.

De esta manera, queda demostrado cómo la burocracia sindical integrada al gobierno nacional desarticula la lucha de les docentes que se quieren organizar, siendo funcionales a las políticas del ministro de Educación nacional Nicolás Trotta y de Acuña.

En contraste, en la asamblea del sindicato Ademys estas medidas de lucha fueron votadas y aprobadas por mayoría. En esta diferencia radica la importancia de construir sindicatos combativos e independientes de los gobiernos de turno.

Paro, movilización y plan de lucha

Este lunes 26 y martes 27 de octubre vamos a un paro de 48 horas de toda la docencia, con continuidad de paro de actividades presenciales el miércoles, jueves y viernes.

El martes 27, movilizamos en caravana de Congreso a Jefatura de Gobierno, en defensa de la salud y la vida de las comunidades educativas, la educación pública y los derechos laborales docentes.

Impulsemos asambleas por escuelas para deliberar el curso de acción en conjunto de la docencia, dando continuidad a este plan de lucha y organizándonos desde el sindicalismo combativo e independiente de los gobiernos.

Nuestras consignas: dispositivos y conectividad para estudiantes y docentes; aumento de presupuesto para educación; inmediata reapertura de paritarias. No volvemos porque nunca nos fuimos.