28/02/2020

Las paritarias docentes en crisis por el repudio que crece en todo el país

La lucha por el no inicio de clases en las provincias.

En Santa Fe, gobernada por el Frente de Todos, la docencia está votando unánimemente un no inicio de clases, con paros no menores a las 48 horas por dos semanas. La tendencia es tan irreversible que la propia conducción Celeste debió acoplarse al rechazo tanto de la paritaria nacional como al ofrecimiento del gobernador Omar Perotti. Esto ocurre en el sindicato Amsafe, cuya secretaria general es a la vez actual secretaria general nacional de Ctera, Sonia Alesso, quien viene de sellar el acuerdo paritario nacional con el ministro de Educación Nicolás Trotta. La campaña realizada por la seccional de Amsafé-Rosario, conducida por la Multicolor, denunciando el contenido ruinoso de lo firmado por la dirección de Ctera e impulsando un plan de lucha, fue fundamental para abrir un camino de lucha.


Algo similar está ocurriendo también en Aten, en la provincia de Neuquén. El repudio conjunto al ofrecimiento del gobernador Omar Guitiérrez y al acuerdo de la paritaria nacional ha obligado a la dirección celeste (TEP) a mocionar la realización de un paro de 48 horas por dos semanas a partir del 2 de marzo, ya que la campaña de la oposición Multicolor por ir a un no inicio de clases con paros de 48 y 72 horas estaba sumando la simpatía de amplios sectores de la docencia neuquina. El resultado de las primeras asambleas en las localidades de Añelo y Loncopué –en las que dirige el TEP- se votó la propuesta de las minorías Multicolor de parar 48-72 horas, en el primer caso, y una semana de paro, en el segundo.


También pararán los sindicatos provinciales de Ctera en Catamarca y en Chaco. El congreso de Agmer, en Entre Ríos, votó a su vez parar 72 horas (aquí también, la campaña de la minoría Multicolor de Concepción del Uruguay fue un factor en las decisiones de la docencia). Todos estos sindicatos están conducidos por la Celeste.


En Río Negro la dirección de Unter la integran las agrupaciones Azul -radicales y peronistas alineados con el gobierno local- y Arancibia -pro Frente de Todos. Estas agrupaciones codirigen en acuerdo con las seccionales Celeste de la provincia. En el congreso de Unter la oposición Multicolor logró conformar un importante bloque que votó en rechazo al acuerdo ruinoso, integrado por Cipolletti, Allen, Río Colorado, Valle Medio, Cinco Saltos y Bolsón.


En Misiones miles de docentes en asambleas autoconvocadas rechazaron la paritaria de entrega que firmó la Celeste en esa provincia, y se proponen organizar un no inicio en una parte de las escuelas. En Salta está convocada una asamblea autoconvocada para el sábado 29 que votará también medidas de lucha, en oposición a la burocrática AMP y la mesa de gremios que se han adaptado al gobierno salteño. También hay sindicatos que convocan a parar en la provincia de Formosa.


De forma muy destacada, y en contraposición a la cerrada política de acuerdo de la lista Celeste de UTE-Ctera con el gobierno del macrista Rodríguez Larreta, el sindicato Multicolor de Ademys votó ayer en amplia asamblea por unanimidad parar el 2 de marzo y movilizarse ese día junto a las seccionales Multicolor de Suteba.



En Buenos Aires, el Frente de Unidad Docente Bonaerense se partió en pedazos


El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, impuso -no sin crisis que se expresaron en todas las asambleas- la aceptación de la propuesta de Kicillof, luego de dos rechazos por considerarla insuficiente. Pero Udocba rechazó la propuesta (aunque no para), mientras que la FEB rechazó en su congreso el ofrecimiento del gobierno y habrá que ver si toma medidas de fuerza.


Es en este cuadro que está prendiendo con una masividad creciente la decisión de escuelas enteras, en distritos conducidos por la Celeste, de sumarse a la jornada de no inicio de 48 horas, con paros, asambleas y movilizaciones, impulsada por los Sutebas Multicolor.


Una reacción que se extiende


Este panorama de extraordinaria reacción de amplísimos sectores de la base docente no ha terminado. Este proceso ya tenía como base el paro de 72 horas en Chubut y el de 48 horas de Adosac en Santa Cruz.


A dos días de comenzar las discusiones en las diversas provincias, largamente postergadas por las direcciones sindicales, esta movilización de maestros y profesores es un golpe innegable a la política de ajuste que Alberto Fernández, los gobernadores y la burocracia sindical pretenden imponer a los docentes. Desde Tribuna Docente convocamos a todos y todas los/las compañeros/as a profundizar esta orientación, en cada escuela y cada provincia.


En esta lucha por un salario básico no menor a $40.000, por escuelas seguras, en defensa de las jubilaciones y del estatuto docente, ha sido crucial la intervención de los sindicatos, seccionales, congresales y agrupaciones de la Multicolor y antiburocráticas, que convocaron a rechazar el acuerdo paritario que firmó Ctera, que deja salarios de pobreza de punta a punta de la escala salarial y unos salario básicos de indigencia. Para colaborar en esta lucha se ha conformado un espacio nacional docente opositor, que buscará coordinar una intervención común y solidaria en todas las provincias.


El intento de imponer paritarias contra las reivindicaciones docentes y la educación pública ha entrado en crisis. Con plenarios de delegados mandatados por la base, pongamos en pie un plan de lucha con continuidad hasta conquistar los justos reclamos de la docencia.


¡Que Ctera retire su firma de la paritaria nacional y que en base a la decisión de las bases docentes se ponga en pie un plan de lucha nacional!


Adelante, compañeras y compañeros.

También te puede interesar:

La denuncia por parte de los sindicatos combativos alertó a la docencia, que protagoniza conflictos en nueve provincias.
Firmó con Trotta y el resto de la burocracia salarios de pobreza.
Los gobiernos y Ctera, una unidad nacional contra la educación.