07/05/2020 | 1592

Liberan a los compañeros del Polo Obrero y la CUBa en Chaco y Santa Fe

Detenidos durante la jornada

En pleno desarrollo de la jornada nacional de lucha impulsada por el Polo Obrero, el frente Piquetero de Lucha y otras organizaciones fueron detenidos, y más tarde liberados, compañeros y compañeras del Polo Obrero y la CUBa MTR en Chaco; y del Polo Obrero de Villa Constitución en Santa Fe.


En ambos casos se trató de una política represiva de los gobernadores e intendentes, que responden a los reclamos populares urgentes con el empleo de la fuerza pública y la judicialización de los manifestantes.


Las detenciones han sido seguidas de la notificación a los compañeros, lo que podría dar lugar al armado de causas vinculadas con la “violación” de la cuarentena: una medida pensada para amedrentar a todos aquellos que se manifiesten ante la agudización de la crisis en las barriadas populares.


En vez de dar respuestas inmediatas a los reclamos urgentes de alimentos, agua, elementos sanitarios, políticas de prevención y el pago del seguro económico a los desocupados, el gobierno nacional, los gobernadores e intendentes empujan a miles de trabajadores y desocupados a verse obligados a manifestarse para poder garantizar sus subsistencia más elemental.


La jornada nacional de lucha se ha hecho escuchar en los distintos punto del país y, en especial, en el microcentro porteño, cuestión que ha sido recogida por los distintos medios nacionales y dejando planteado más que nunca el reclamo de una resolución inmediata de estas reivindicaciones.


Exigimos que el gobierno y los gobernadores respondan a los reclamos populares y que cesen en cualquier tipo de persecución judicial contra quienes han salido a manifestarse contra el hambre y la miseria.

También te puede interesar:

La candidata del Partido Obrero tuvo una gran intervención en el debate de candidatos a diputados provinciales.
El Indec publicó su informe sobre la valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total en el Gran Buenos Aires.
Una tragedia evitable, que expresa toda la crudeza de la crisis social y la desidia del Estado.
El aumento de los alimentos apunta a ensanchar la brecha que existe entre los ingresos populares y el costo de vida.