11/03/1999 | 618

Liquidan las indemnizaciones

Desde hace tiempo, el gobierno, las patronales y el imperialismo están impulsando el abaratamiento del despido mediante la sustitución del actual régimen de indemnizaciones por el llamado Fondo de Despido. Ya se aprobó una rebaja de las indemnizaciones en la «reforma laboral» sancionada en setiembre pasado, pero van por más.


Ahora las patronales pretenden:


• Volver a bajar las indemnizaciones.

• Que la indemnización reducida no sea pagada de una sola vez. Se pretende que a partir del despido, el trabajador cobre un porcentaje del sueldo que percibía durante el tiempo que permanezca sin trabajo hasta agotar el monto de esa indemnización.

• que el pago de esa «renta mensual» no esté a cargo de la patronal sino de un Fondo al que aportarán patrones y trabajadores.

Que este nuevo atropello está avanzado se pudo comprobar la semana pasada cuando el Banco Mundial le exigió al gobierno argentino que modificara una cláusula del anteproyecto de creación del Fondo. Según Clarín, «el Banco Mundial y el BID condicionaron el desembolso de 1.600 millones de dólares, comprometido para marzo, a que el Gobierno modifique la propuesta de creación del Fondo de Despidos presentada por Trabajo en diciembre» (27/2).


Más concretamente, «los organismos internacionales hicieron saber que no están de acuerdo en que sólo cambie el financiamiento de las indemnizaciones. Y ahora condicionan el crédito a que también se reduzca el monto de las indemnizaciones de manera de bajar el costo laboral» (ídem).


Tan sólo cuatro días después, «el gobierno admitió la posibilidad de bajar las indemnizaciones cuando se sustituya el actual sistema de despidos por un seguro o fondo de indemnización. El martes los funcionarios acordaron incluir en las bases de la licitación la posibilidad de reducir las indemnizaciones» (ídem, 4/3).


La burocracia de la CGT no abrió la boca porque hace tiempo apoya la creación de ese Fondo. Está a la espera de su participación en el mismo, es decir de recibir su ‘tajada’.


Despido permanente


La creación de un Fondo de Despido no sólo abarata el costo patronal de despedir sino que transforma el despido en permanente.


Es que si se aprueba el Fondo de Despido, las patronales aportarán todos los meses a ese Fondo una cuotacuyo ‘costo’ será inferior al de la actual indemnización. Al momento del despido, las patronales no pagarán nada. El Fondo se hará cargo de pagarle al trabajador una parte del salario mientras esté desocupado.


Entonces, las patronales ya no tendrán un costo adicional por despedir, lo que les facilita el despido de cualquier trabajador, en especial los de mayor antigüedad que hoy tienen derecho a una mayor indemnización. El ministro Erman González lo admitió sin pelos en la lengua: «la sustitución del actual sistema por un Fondo tiene un peligro: que algunos empleadores se inclinen por despedir a los trabajadores más antiguos y los reemplacen por gente joven porque esos despidos no les representan un costo adicional» (Clarín, 14/12/98). El ‘peligro’ que señala Erman González no es otra cosa que la esencia del cambio: que no haya ningún impedimento, traba o costo adicional, de ninguna naturaleza, para despedir.


Lo que está en juego es de suma importancia para los trabajadores. Por eso, el PO plantea que hay que elaborar un programa sobre la base de la prohibición de los despidos, la anulación de la rebaja de las indemnizaciones dispuesta en la ley laboral de setiembre, no al Fondo de Despidos.

También te puede interesar:

Respuesta a un artículo publicado en Página 12.
Vamos con todo a la movilización nacional este miércoles 21. La concentración será en el Obelisco a partir de las 11 de la mañana.
La burocracia sindical pacta con Capitanich un nuevo acuerdo ruinoso.
Son el resultado de su política de ajuste y su incapacidad para resolver los reclamos de la población.