18/08/2020

Lockout de Metrovías en la Línea C

Hoy por la mañana se dio la interrupción de la línea C por parte de la empresa Metrovías. La Patronal viene sobrecargando de tareas a los trabajadores de la Línea C, pasando en un primer momento de cuatro a seis vueltas en el recorrido y ahora queriendo llevarlas a ocho. Es decir, duplicando la exposición de los trabajadores en el subte. Para forzar el nuevo diagrama, Metrovías presiona a los trabajadores con una flexibilización en los hechos, cerrando la línea y luego responsabilizando a los compañeros.

Los intereses patronales, que empalman con la política de Larreta y Fernández de terminar de quebrar la cuarentena en el peor momento de la pandemia, chocan con la realidad. Todo el subte está diezmado por la falta de personal, ya sea por contagios o por licencias por riesgo. Tampoco hay un control de que sea utilizado solo por trabajadores esenciales, lo que aumenta cotidianamente la cantidad de pasajeros. Esta situación es potenciada por la falta de condiciones de higiene y seguridad, de elementos de limpieza, de protocolos realmente efectivos aplicados a todas las áreas con sus especificidades. De hecho, dos talleres de material rodante están sin funcionar, San José y Rancagua, por la situación irresuelta del asbesto, y Constitución por la expansión del contagio, que dejó prácticamente inoperativo el taller. Hace apenas dos días tuvimos que lamentar la muerte de dos compañeros, lo que suman un total de tres.

Esta situación reclama una respuesta inmediata del sindicato para todas las líneas del subte y el premetro. La Naranja llevará como propuesta al plenario de delegados del día miércoles, la iniciativa de votar un plan de lucha con medidas de acción progresivas.