14/08/2021

Los desafíos de la gran huelga de la docencia salteña

Se completó la segunda semana de huelga general. El jueves una nueva gran marcha llegó hasta casa de gobierno y se multiplicaron los piquetes en el acceso a la ciudad y en varios puntos del interior. La respuesta del gobierno fue la militarización con despeje del piquete principal en la autopista de acceso a la capital y la colocación de un vallado en todos los accesos de la plaza 9 de Julio donde se realiza el acampe. Nuevamente la réplica a este operativo represivo fue redoblar la movilización con cortes de calles y rutas en 3 puntos de la ciudad.

La estrategia del gobierno es de desgaste y de negarse a abrir una discusión con los delegados de la autoconvocatoria. En la semana hubo primero una reunión con el ministro Matías Posadas que está de licencia por ser el principal candidato del oficialismo y luego con el vicegobernador, otro que no tiene poder de decisión alguno.

Recién anoche aparecieron en conferencia de prensa el ministro de educación Matías Cánepa y el de economía Roberto Dib Ashur para anunciar que recién reabrirían paritarias una vez concluida la paritaria nacional y que su compromiso es que el aumento supere a la inflación. El gobierno miente, manipula las cifras, al afirmar que lo otorgado hasta ahora es superior a la inflación acumulada; miente al decir que otorgó en febrero un 4% por la pérdida de poder adquisitivo del 2020. Solo otorgo un bono por única vez de una suma ridícula, el salario siguió devaluado y los porcentajes de este año se calculan sobre los sueldos de enero, no son acumulativos.

El gobernador Gustavo Sáenz y Fernández junto a las burocracias sindicales pretenden simplemente maquillar la paritaria de principios de año con algún ajuste que deje siempre los salarios por debajo de la inflación, además todos sabemos que los sueldos reales de los docentes no están atados a la paritaria nacional sino que se fijan en cada provincia.

Los anuncios del gobierno muestran la realidad de las condiciones de esta lucha. Una parte de los docentes tuvieron expectativas de que bajo la presión de que mañana se vota, el gobierno cedería un aumento. No ha ocurrido, porque, aún con elecciones de por medio, la línea del gobierno es ajustar contra el salario y las jubilaciones, subordinar toda la economía al pago de la deuda fraudulenta con el FMI y garantizar a las patronales salarios a la baja. Para ellos la pos-pandemia es con sueldos miserables y empobrecimiento generalizado de las familias trabajadoras. Pretenden que los resultados de la elección de mañana los refuercen para ir adelante con este ajuste contra los trabajadores; nosotros pretendemos, al contrario, que se refuerce la lucha de los trabajadores contra el ajuste, por eso llamamos a votar a los candidatos del Frente de Izquierda-Partido Obrero. Todo esto nos lleva al desafío de redoblar el esfuerzo para defender esta enorme lucha y movilización de la docencia para continuar la huelga. Todos los trabajadores siguen con enorme expectativa el desenlace de la huelga docente porque de ella dependen sus propios salarios. Hay que convocar al resto de los estatales a autoconvocarse también, para unirnos todos en una huelga general que le quiebre el brazo al gobierno.

Desde nuestra agrupación Tribuna Docente venimos planteando que es necesario una asamblea que unifique a todos los sectores que están convocando esta huelga, que unifique el pliego salarial y que mandate a los delegados que vayan a la discusión con el gobierno. Sitepsa, los “delegados de la plaza” y las asambleas “provincial” y de la capital, deben subordinarse a una asamblea general. Es la forma de unirnos y contener a toda la docencia, es la manera de continuar la lucha hasta la victoria. Se puede.

En esta nota

También te puede interesar:

La burocracia va en listas separadas sin romper con el TEP-Celeste. Vamos con la Multicolor-Bermellón e independientes.
Las asambleas y el Congreso Provincial de Adosac determinaron paro de 24hs para este viernes 17/9.
Recorrida por Neuquén, Plottier y Cutral Co-Plaza Huincul.