12/12/2002 | 784

Los docentes siguen peleando

El miércoles 4 de diciembre, más de 500 docentes de La Matanza se movilizaron a La Plata. Esta movilización distrital se había resuelto en la última reunión de delegados con mandato del Suteba. Mientras la dirección del Suteba provincial insiste en los «logros» obtenidos y en profundizar la tregua con el gobierno, ahora exigiendo paritarias que sólo pueden servir para seguir perdiendo conquistas, en La Matanza se elaboró un pliego de reclamos encabezado por la exigencia del aumento salarial inmediato, la anulación de las leyes de emergencia económica y de ajuste educativo, la devolución de las ruralidades, el pago de las becas y los comedores, y el rechazo a los cierres de cursos, entre otros.


La movilización comenzó en la gobernación, donde además de los docentes de La Matanza se encontraban los trabajadores en negro de la provincia, y también pasó por el lugar una movilización de desocupados de una de las organizaciones del Bloque Piquetero.


Este escenario es una buena radiografia de la provincia, donde los conflictos estallan en forma cotidiana.


Una delegación del Suteba fue recibida en la gobernación por funcionarios de Educación. Al mismo tiempo, la movilización se dirigió a la Dirección de Escuelas, donde otra delegación también fue recibida.


El resultado de las entrevistas fue la apertura de un canal de discusión para algunos de los reclamos más sentidos y un compromiso de resolver en lo inmediato algunas situaciones, como los descuentos por la retención de servicios, la revisión de la situación de las ruralidades y la construcción de una nueva escuela y los edificios de reemplazo de otras cuatro.


Ahora hay que garantizar que estos compromisos se cumplan.


 


Hacia el 19 y 20 de diciembre


Esta movilización se inscribe en el proceso de lucha hacia el 19 y 20 de diciembre. En la reunión del Consejo Directivo ya se resolvió movilizarse ambos días, el 19 participando en el acto distrital con las organizaciones que convocan la Marcha Federal Piquetera junto a organizaciones locales, y el 20 a la Plaza de Mayo con las consignas fuera Duhalde y el FMI, que se vayan todos. Esta resolución, que será ratificada en la asamblea general del 11/12, significa una continuidad importante de las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001, donde el Suteba Matanza fue uno de los escasos sindicatos que se movilizaron ambos días exigiendo la renuncia de Cavallo y De la Rúa.


Hubo un rechazo de plano a la posición de la dirección del Cta de realizar cortes y acciones zonales el 20/12, caracterizando que al igual que durante el 2001, la dirección degenarista pretende frenar cualquier acción contra el gobierno de Duhalde, como ya lo hizo en el caso de De la Rúa. Esta posición del Suteba Matanza refleja las posiciones contradictorias que anidan en su seno, ya que la mayoría de las agrupaciones que la integran suscriben un documento de cara al Congreso de la Cta donde se critica duramente la conducta de la central frente al 19 y 20 del año pasado por no llamar a movilizar, pero al mismo tiempo se reivindican acciones como la consulta popular, que tenía justamente ese objetivo estratégico, sutentado en el programa del Frenapo de la «redistribución de la riqueza».


Es frente a estas posiciones contradictorias que la decisión de garantizar el paro activo y la movilización con un programa que plantea la salida del gobierno de Duhalde el 19 y 20 de diciembre, adquiere un importante valor.