15/08/1995 | 460

Los municipales de General Sarmiento desconfían de Duhalde

El conflicto municipal de General Sarmiento sigue en el candelero. La movilización de los trabajadores de la comuna y de los hospitales arrancó de las arcas provinciales el pago del mes de junio y del aguinaldo atrasados, pero sigue en pie la deuda de julio y la amenaza de censantías y despidos.


Duhalde pretendió chantajear a los compañeros planteando la conformación de una mesa de negociación que discutiría las condiciones de distribución del personal municipal frente a la división de General Sarmiento en tres distritos, lo que debe efectivizarse en diciembre próximo. Exigió que los municipales volvieran al trabajo, argumentando que si los municipales no trabajaban no habría recaudación y, por lo tanto,  la plata para pagar los sueldos.


Frente a la presión municipal, Duhalde dijo comprometerse a no efectivizar despidos, pero sí a “revisar” legajos, “promover” jubilaciones (despidos encubiertos) y establecer “convenios” con sectores privados que “absorberían” la masa excedente de trabajadores municipales después de la división de las comunas.


Las propuestas de Duhalde, con las que coqueteó la directiva del sindicato municipal, fueron mayoritariamente rechazadas en una masiva asamblea con más de 500 compañeros. Varios sectores que se opusieron y arrastraron a la mayoría señalaron que había que mantener el plan de lucha y la movilización, sin ninguna confianza en las negociaciones con los funcionarios de Duhalde, porque cuando “nos movilizamos la plata aparece y es la única garantía contra los despidos”.


Como fruto de su presión  los compañeros lograron “colar” a delegados en las negociaciones. Es fundamental la participación de un comité de representantes electos en asamblea que se integren a las discusiones, manteniendo el plan de lucha y el reclamo del pago de todo lo adeudado, del pago en término de los salarios, la firma de un acta de parte de la gobernación de que no habrá ningún despido y ninguna modificación a las condiciones de trabajo de los trabajadores municipales.


La resolución votada en la asamblea es un importante paso y una muestra clara de la desconfianza de la base alrededor de todas estas componendas.

En esta nota

También te puede interesar:

Se realizó la charla “Despidos en pandemia: género y precariedad”.
Mariana reingresó  a la escuela. Una primera victoria en una lucha que continúa.
¡Reincorporación ya de las dos profesoras!
Hoy se movilizaron al Ministerio de Trabajo reclamando mejores condiciones laborales.
En medio de la segunda ola y el pico de contagios.
Se realizaron medidas de fuerza en hospitales de la capital y el interior provincial.