23/08/2020

Luján: sereno y su nieto mueren intoxicados en el container donde trabajaba

Un crimen laboral imperdonable.

Foto: Luján en Línea

Un hombre de 61 años y su nieto de 14 fueron hallados sin vida «en un módulo tipo container, que utilizaban para vigilancia en un predio ubicado en Libertad y Del Pilar del Barrio Ameghino», este viernes 21, en la ciudad bonaerense de Luján (Noticias de Luján, 22/8).

El hombre mayor (oriundo de la localidad de Moreno) trabajaba como sereno en ese terreno para la empresa de vigilancia Capsec, contratado por la importante empresa constructora «José J. Chediack S.A.I.C.A.». En el lugar no se encontraron signos de violencia, pero sí un brasero para mitigar el frío nocturno: el informe preliminar del deceso señala que se habría dado por una intoxicación resultante de la inhalación de monóxido de carbono.

Las muertes del trabajador y su joven nieto son absoluta responsabilidad de las patronales.

Es inaceptable que un trabajador desempeñe sus tareas en esas paupérrimas condiciones. Los container metálicos son totalmente inadecuados, carentes de ventilación, sin baños e insoportables para estar en ellos tanto en los días calurosos de verano como para las noches de heladas en invierno.

Por otro lado, un control nocturno no puede hacerse con una sola persona, por los riesgos que implica si tuviera un problema de salud, o por seguridad si sufriera algún crimen. Es posible que el hombre, frente a esta situación, tuviese que apelar seguramente a la compañía de su nieto. Las empresas no invierten para tomar más personal, y los serenos se encuentran en una situación de precariedad que los cohíbe a la hora de hacer un reclamo, por temor a perder su empleo.

Debemos recordar que la firma Chediack es una de las grandes jugadoras en el mercado de las obras públicas y de la construcción. Parte de la nefasta «Patria contratista», privilegiada de los negociados y corruptelas con los diferentes gobiernos de turnos, sean militares, radicales, peronistas o macristas. Mientras tienen a muchos de sus trabajadores ultraprecarizados.

Por todo el panorama descripto, en primer lugar reclamamos justicia por el trabajador y su nieto y que la patronal de Chediack la pague civil y penalmente por estos hechos. También, habilitar una instancia para que los trabajadores puedan denunciar estás pésimas condiciones laborales, sin temor a represalias. Es necesaria la lucha y organización para la conformación comités de seguridad e higiene en todos los establecimientos del distrito para garantizar estas cuestiones.

También te puede interesar:

Llegan a casi 56.000 los fallecidos en la provincia de Buenos Aires.
La represión es la única respuesta de Kicillof y Garro al reclamo de vivienda.
Se mantuvo prófugo durante tres años, con el aval del poder político.
Resulta fundamental reforzar la organización independiente para lograr justicia.