10/02/2000 | 654

M. Royo: Muere obrero metalúrgico

El lunes 24 de enero murió el compañero Luis Ferreyra (25 años), producto de un criminal ‘accidente’, tras una seguidilla de éstos (365 entre junio del ‘96 a junio del ‘98 con pérdidas de dedos y manos). Los ‘accidentes’ se acrecentaron cuando la fábrica producía a ‘full’ y en su mayoría afectó a compañeros contratados («contratos basura», de tres meses).


Los supervisores ordenaron a Ferreyra cambiar las chapas del techo del galpón de 12 metros de altura, sin ningún tipo de elemento de seguridad, ni arnés, ni soga donde sujetarse, ni siquiera un tablón donde pisar. Las chapas de fibrocemento deterioradas por el tiempo cedieron y provocaron la violenta caída del compañero.


La indignación de los compañeros es total. Se suspendieron las tareas el mismo lunes y el día martes se dedicó a discusiones y asambleas. Se obligó a la patronal a cumplir con algunos reclamos:


Adoptar medidas de seguridad en forma preventiva.


Emplear un enfermero en tiempo completo.


Constituir un comité de seguridad, con la participación de los trabajadores.


Estos reclamos obtenidos son el puntapié inicial de toda una gran tarea en la cual los trabajadores tenemos que meter mano hasta el fondo y revertir esta situación brutal de inseguridad, donde la vida de los trabajadores no representa nada para las patronales.

En esta nota

uom

También te puede interesar:

Desde Avellaneda a la cámara patronal, para arrancar sus demandas.
Entrevista a Jesús Sánchez delegado metalúrgico de la planta de Bosques-Florencio Varela.
Necesitamos asambleas por sector y el urgente llamado a la quincenal de delegados.
Es la segunda movilización que realizan los trabajadores autoconvocados.