03/06/2017

Mar del Plata: la burocracia entrega el salario de los municipales


Los trabajadores asisten a una nueva entrega del salario por parte de la burocracia del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM). Acordaron un 12% semestral y para el segundo semestre dos aumentos salariales automáticos por trimestre con cláusula gatillo -según corresponda- de acuerdo a la inflación oficial de cada trimestre. 


 


La conducción del gremio (antes aliada del intendente sciolista Gustavo Pulti) ha maniobrado la negociación salarial para evitar que los trabajadores participen. Sólo convocó dos asambleas de afiliados, en las cuales se votó y ratificó el planteo de un 25% de aumento. Sin embargo, la burocracia fue bajando el porcentaje original, adaptándose a las pretensiones del intendente Carlos Arroyo. Previo a la firma del ruinoso acuerdo, los delegados del STM recorrieron las distintas dependencias y obtuvieron un rotundo rechazo a cualquier arreglo por debajo de lo votado en las asambleas. 


 


Una semana después, mediante grupos de Whastapp, la conducción informó que el acuerdo había sido del 12%.  


 


Este acuerdo hubiese sido rechazado por las bases si se hubiese puesto a votación en asamblea. Esto quedó demostrado por la contundencia de las medidas de fuerza del conjunto de los trabajadores, paros con un 99% de acatamiento y movilizaciones masivas. 


 


Es decir, que entre gallos y medianoches, la burocracia entregó  la paritaria cuando había fuerzas de sobra en las bases. 


 


La estafa de la cláusula gatillo 


 


El miserable acuerdo paritario cuenta con la estafa de la cláusula gatillo que habilitó a la burocracia cerrar este 12% ruinoso con la falsa promesa de que el gobierno otorgará un nuevo aumento salarial según la inflación oficial. No se trata de una actualización automática: debemos esperar la voluntad del gobierno municipal de sentarse a negociar. Por otra parte, el acuerdo resigna la pérdida salarial ante la elevada inflación del año pasado. 


 


Vamos por una Asamblea General 


 


Ante este escenario, hay que reclamar a los delegados para que se convoque a una asamblea general para rechazar este acuerdo entre el STM y la patronal y elaborar un programa: que los que negocian el salario sean electos por asambleas; no al acuerdo del 12% semestral y la estafa de la cláusula gatillo; 35% para recuperar lo perdido en 2016; pase a planta de todos los contratados y precarizados y reincorporación de todos los despedidos.

También te puede interesar:

Médicos y profesionales de la salud marcharon contra el decretazo de Kicillof para cerrar paritarias a la baja.
Acumula ya un 41,8% en el año, frente a un promedio de aumento salarial del 33% hasta septiembre.