24/08/2021

Mar del Plata: Mauro Sergio maltrata y acosa laboralmente a trabajadoras

Grave denuncia de la comisión interna.

Desde hace un tiempo, la patronal de la empresa Textilana – Mauro Sergio, viene hostigando y acosando a las trabajadoras que denuncian todo tipo de ataques. Resulta que la empresa, se ha dedicado durante toda la pandemia, a llevar adelante despidos por distintas causas -en su mayoría armadas- luego de que varios trabajadores y trabajadoras denunciaran malos tratos por parte de los encargados. Inclusive, desde la patronal, hostigan a las y los trabajadores diciendo que está prohibido hablar con los delegados de la planta y su comisión interna luego de que la misma reingresara a la planta después de 13 meses con un fallo judicial a su favor. 

Pero desde hace un tiempo, la situación que se vive dentro de la fábrica se agravó y la violencia hacia las trabajadoras es permanente. Por empezar, la patronal redujo notablemente el espacio del vestuario lo que no permite respetar el distanciamiento social ni los protocolos sanitarios, lo que pone directamente en riesgo la salud de las trabajadoras.

Las mismas, denuncian que son perseguidas para cumplir el ritmo de producción, con cantidades y objetivos inalcanzables a cumplir de manera diarias y de lo contrario, son apercibidas o suspendidas. Al mismo tiempo, las trabajadoras son cambiadas de sector permanentemente como un mecanismo de disciplinamiento dentro de la planta; lo que en si mismo repercute en los objetivos y cantidades de producción a alcanzar, ya que no permite una continuidad en la tarea. En algunos casos, las mujeres han optado por ingresar antes de su horario habitual para cumplir el ritmo de producción y evitar sanciones.

Inclusive luego de ser apercibidas o suspendidas, la patronal las instiga a renunciar aceptando un monto de dinero muchísimo menor a lo que correspondería su indemnización. El clima dentro de Textilana es de tal maltrato y hostigamiento, que esto se ha vuelto moneda corriente. Quiénes renuncian, lo hacen porque saben que pueden ser despedidas con “causa” y quedarse sin nada. Quiénes no aceptan la extorsión, son permanentemente perseguidas y hostigadas, con sanciones de manera constante y maltrato al punto tal de sufrir consecuencias en su salud mental teniendo que pedir licencias psiquiátricas en la mayoría de los casos. Sin embargo, la empresa que factura millones en tejidos a nivel nacional, desconoce los certificados médicos que avalan los diagnósticos de las compañeras y las íntima a volver al trabajo, les niega el pago de sus salarios atentando así no solo el sustento de las compañeras y sus familia sino también a la compra de la medicación y la permanencia de la obra social.

Esto no es más que un terrible cuadro de maltrato y acoso laboral hacia las mujeres trabajadoras que inclusive sus propios salarios no superan la canasta de pobreza. Desde la comisión interna denunciamos este accionar y exigimos el cumplimento del convenio colectivo de trabajo sin objetivos en los ritmos de producción, el reconocimiento de las licencias médicas y el pago de sus salarios en tiempo y forma. Basta de maltrato, persecución y acoso laboral. Que la AOT convoque a un plan de lucha y un paro en defensa de los derechos laborales de todos y todas las trabajadoras textiles. Llamamos a todas las organizaciones de mujeres, laborales y de derechos humanos a pronunciarse contra estos atropellos.

También te puede interesar: