15/04/2020

Mendoza Petroplast ajusta fuertemente al salario de sus trabajadores

En los últimos días la empresa Petroplast le giró una comunicación a sus trabajadores anunciando que debido a que no se puede acceder a los subsidios anunciados por el gobierno nacional procederá a ajustar en salarios.


Esta decisión patronal cuenta con el consentimiento del Estado nacional mediante la Subsecretaría de Trabajo, la cual fue notificada por la empresa de todas las medidas antiobreras en curso, dejando en claro que se procederá a suspensiones de los 150 trabajadores, bajo lo previsto en el art 223 bis de la ley de Contratos de Trabajo, ahorrándose el pago de los aportes patronales correspondientes. No contentos con esto y bajo la mentira de cuidar los puestos de trabajo es que también se procederá a un recorte del 30% del salario a partir de abril y mientras dure la cuarentena.


Esta situación ha sido denunciada por Nostip (Nueva Organización Sindical de los Trabajadores de la Industria del Plástico) en conjunto con los trabajadores. El mismo denunció que la verdadera intención de la empresa lejos de buscar resguardar los puestos laborales y la salud de los trabajadores es cuidar sus propias arcas y descargar el peso del parate de la cuarentena sobre las espaldas de quienes viven de su salario.


Asimismo denuncian que esta rebaja salarial de la patronal se inscribe en una política desarrollada durante varios años que incluye el abandono de todas las medidas de higiene y seguridad en la empresa, lo cual durante el año pasado llevó incluso a la inexistencia de una ART, para terminar a finales de noviembre pasado con el despido de al menos cuarenta operarios de la fábrica.


Reclamamos que es necesaria la apertura de los libros contables de la empresa de cara al conjunto de los trabajadores, y su representación gremial, en pos de garantizar el pago completo de los salarios; la complicidad del Estado, mediante la Subsecretaría de Trabajo, en aceptar las imposturas para avanzar en recortes de la empresa a pesar de los anuncios de subsidios a las patronales debe ser repudiada; por último también se debe prohibir todo avance de que esta línea se transforme en despidos y suspensiones de ningún trabajador de la planta.



 

En esta nota