29/03/2020

Merlo: avasallamiento patronal y acción de los trabajadores frente a la pandemia

En nuestro distrito, las patronales se han manejado con libertad, decidiendo a su parecer la forma en la que arbitrar las resoluciones del decreto de Alberto Fernández. En todos los casos, priorizan la continuidad de la producción, poniendo en riesgo la salud de los trabajadores. 


IMSA, la empresa de cables eléctricos, el jueves 19, cuando se conocía el decreto, anunció que los trabajadores no tenían que ir a trabajar, pero que no cobrarían ni un peso. Ante el escándalo, se corrigieron y "solo" pidieron que el sábado fueran "a terminar un pedido que se tenía que entregar urgentemente". El sindicato (UOM) se despertó de su inacción e intervino. Los trabajadores de IMSA, luego de manifestar su bronca tanto contra la patronal como con la UOM Zona Oeste de Souto, finalmente, lograron quedarse en sus casas. 


Los trabajadores de Carrefour, entre otros empleados de supermercados, están desbordados. Los primeros días la población se abalanzó a estos comercios. Se multiplicó la cantidad de clientes, aunque con la misma cantidad de personal. Hay una sobrexplotación. Esto, sin contar con las medidas de higiene necesarias. Hoy hay alcohol en gel en las cajas y acrílicos, porque fueron impuestos por los trabajadores. En algunos comercios más pequeños (como los Carrefour Express) los mismos trabajadores se organizan para permitir el ingreso de dos o tres personas y les piden que se higienicen con alcohol en gel. Los trabajadores hoy exigen la reducción horaria: de 10 a 18hs. El sindicato de comercio (Seoca) juega a las escondidas. La reducción horaria parece una buena medida, pero, si se implementara la población se amontonaría en esas 8 horas. Por otro lado, los dos turnos habituales de trabajadores se juntarían en uno solo. Ninguna de estas consecuencias sirve para aislarse y reducir al mínimo la circulación. Proponemos la reducción horaria, con un solo turno de trabajadores (rotativos sin recorte de salario) y la implementación de una medida de selección de clientes para evitar las aglomeraciones.


Los atropellos de las patronales son múltiples. El desamparo de los trabajadores informales es atroz. La Municipalidad de Merlo no realiza inspecciones a aquellas Pymes o lugares de trabajo donde los empleados están en negro. El Municipio conoce muy bien estas cuevas de trabajadores no registrados. Es preciso conformar comités independientes de trabajadores para organizarse en defensa de la estabilidad laboral, la higiene, el salario y que la patronal haga las cargas sociales. 



El mismo intendente, Menéndez, que se hace el distraído frente al trabajo no registrado, no protege a sus empleados que salen en los camiones recolectores sin barbijos, ni guantes, ni alcohol en gel y son transportados en camionetas donde no se respeta la distancia mínima para evitar los contagios. Recordemos que estos trabajadores precarizados tienen salarios que rondan los $6.000.


El camino es el que tomó la docencia. Primero se impuso la suspensión de clases (ante la dilación de la Dirección General de Enseñanza), luego, la aceptación de las licencias y, por último, las "guardias mínimas" frente a la irresponsabilidad del equipo de Inspectores que ponía obstáculos a algunos directivos (sumisos y temerosos) para mandar a los docentes a sus casas. ¡Ganó la docencia, ganó la sensatez!


La lógica del lucro empresarial choca contra las necesidades de preservar la salud de los trabajadores. Los sindicatos en manos de la burocracia priorizan también el beneficio patronal (para darle continuidad a sus negociados) cuando la prioridad debería ser la salud, el salario y la estabilidad de los trabajadores. Por eso es preciso, organizar comités de seguridad e higiene independientes en cada lugar de trabajo.

También te puede interesar:

El exintendente recorrió el barrio que mantuvo en el abandono durante su gestión buscando los votos de los vecinos.
Los reclamos de los barrios de Merlo llegaron a las puertas del municipio.
Cientos de compañeras nos reunimos el sábado 23 de octubre para discutir los problemas que atravesamos las mujeres de la zona Oeste.
Sobre la situación de las diversidades sexuales y de género en Madariaga y su organización por un mundo sin discriminación y homolesbotransodio.
El autor Adrián Vitali participará de paneles representativos de la lucha contra la impunidad de los abusos eclesiásticos.
Fue por Twitter, los candidatos del FIT-U respondieron a los dichos proVidela del liberfacho.