17/11/2016

Metrovías: luego de las denuncias obreras, despiden al gerente de Seguridad e Higiene


Luego de las denuncias de los delegados del subte por la inseguridad laboral, que compromete la vida de los trabajadores y los usuarios, y después de que se produjeran inspecciones en los talleres, producto de estos reclamos, Metrovías despidió a Cristian Pérez, gerente de Seguridad e Higiene, Salud Laboral y Capacitación.


Su salida es el resultado de una crisis cada vez más aguda de la operativa del subte, al cabo de cuatro muertes laborales ocurridas en los últimos cinco años y del descarrilamiento producido en la línea C el pasado viernes 4, que de no haber sido porque se trató de una formación sin pasajeros, podría haber sido un desastre de proporciones.


Las inspecciones de la “policía del trabajo” del gobierno de la ciudad se produjeron luego de un masivo movimiento de los trabajadores que se pusieron al frente del reclamo por las condiciones de seguridad laboral. El despido de Pérez es el eslabón más débil de la cadena de la inseguridad. La empresa Metrovías actúa en connivencia con Sbase, la compañía estatal dueña del subterráneo, corresponsable del tarifazo que llevó el pasaje a $7.50 en base a informes de costos inflados.


La policía del trabajo realizó las inspecciones en los talleres y sectores en un marco de tensión, acompañada por los delegados. Otorgaron, en principio, la razón a los cuestionamientos de los trabajadores y labró actas donde quedaron plasmadas las infinitas irregularidades detectadas, provocando un cimbronazo en altas esferas de la empresa.


La patronal no ha dado respuesta todavía a los requerimientos de seguridad. Metrovías debe pagar multas millonarias por las faltas detectadas por los inspectores. Sólo por una de ellos, que implica el reemplazo de los seccionadores, constatada en los doce talleres, debe pagar entre 35 y 40 mil dólares por cada taller. Es decir, más de siete millones de pesos por un sólo ítem de las decenas verificadas por las inspecciones.


Ante las inspecciones y la crisis abierta, cobra fuerza el reclamo de la aplicación del protocolo de seguridad en los talleres y el poder de veto de los trabajadores en materia de seguridad e higiene.


 

También te puede interesar:

Casi tres décadas de privatización.
Llevan varios meses sin una respuesta del Ministerio de Trabajo y la patronal por su reincorporación.
Flexibilización laboral y clientelismo, el gobierno y la burocracia sindical son responsables.
Lo declaró un plenario de delegados de la AGTSyP.