20/10/2016

Misiones: el Frente Gremial Independiente obtuvo el 42 por ciento en las elecciones de Adunam

Avance de la izquierda en docentes universitarios de Misiones
Vocal de Adunam

El 19 de octubre se llevaron adelante las elecciones en Adunam, sindicato de los docentes universitarios de la universidad de Misiones adherido a la Conadu Histórica. El Frente Gremial Independiente (FGI), encabezado por el compañero Mario Coutune (de la agrupación Naranja), superó el 42% de los votos –un aumento del 40% con respecto a la última elección.


El FGI obtuvo 138 votos y quedó a solo 51 de la lista encabezada por el actual secretario general del gremio, Aníbal Velázquez, mostrando a toda la docencia que somos la alternativa política para recuperar el sindicato para los trabajadores.


La votación del FGI se destaca en Oberá (donde ganamos la sede), en Humanidades (donde perdimos por 7 votos),  y en Económicas, dentro en un cuadro general que registra progresos en todas las sedes y facultades.


Sufrimos todo tipo de maniobras, antes y durante los comicios. Aun así, ampliamos nuestra votación respecto del 2012 y alcanzamos la vocalía titular que el estatuto cárcel le otorga a la minoría.


Los motivos del avance


El crecimiento tiene sus raíces en el continuo accionar político-gremial de la agrupación Naranja, que actúa en los hechos como el único gremio realmente existente. Las movilizaciones y clases públicas en el marco del plan de lucha fueron iniciativa de nuestra agrupación, acompañadas por otros agrupamientos de izquierda, delegados independientes y el movimiento estudiantil. Se logró la marcha educativa más grande en una década.


Pero no sólo en estas medidas de lucha es donde el FGI se mostró como una alternativa a la caduca dirección de Aníbal Velázquez. Desplegamos, además, una enérgica acción contra el régimen disciplinario del rector Javier Gortari y el secretario general menemista del gremio. Nos quieren aplicar un reglamento que nos retrotrae a la dictadura, pero nuestra campaña sublevó a la docencia contra tal atropello y frenó parcialmente su aplicación.


Lo mismo sucede con el impuesto a las ganancias sobre el adicional por zona desfavorable, que castiga doblemente a los trabajadores de la Patagonia y la frontera. Sobre esto realizamos una campaña tan profunda que el rector tuvo que recibir a nuestros delegados y negarse frente a toda la docencia a suscribir la cláusula prevista en el convenio colectivo para que no se aplique el maldito impuesto en las zonas de frontera.


Con la campaña que desarrollamos, todos los días afiliamos y reafiliamos docentes que habían perdido a la Adunam como una herramienta útil. 


 


 


Maniobras


 


En las elecciones sufrimos todo tipo de maniobras: la convocatoria ponía plazos ilegales para la presentación de las listas, jugando desde el principio con el fraude y la proscripción. La presentación de listas de fiscales tampoco se ajustaba al estatuto.


 


En Oberá, donde todo preanunciaba nuestro triunfo, intentaron poner dos urnas cuando en la convocatoria había una sola, intentaron también vetar a nuestros fiscales y la presidente de mesa se presentó recién tres horas después del horario fijado. 


 


A esto debemos sumar la movilización de todas las autoridades a votar y la presión a los docentes para que no voten al FGI.


 


Recuperar la Adunam


 


Vamos con todo, ahora, por la aplicación del convenio colectivo de trabajo, la recomposición salarial y la construcción  de la Agrupación  Naranja  en todas las unidades académicas de la universidad, preparándonos con nuestros métodos para recuperar Adunam para los trabajadores.


 

También te puede interesar:

En un distrito castigado por la pobreza, la desocupación y el déficit habitacional vamos con el Frente de Izquierda Unidad.
Desde Prensa Obrera dialogamos con una de sus hijas, Silvina, a pocos días de que comience el juicio contra el femicida de Irma.
Luego 30 jornadas de paro, cortes de ruta, acampes y diversas medidas de acción directa impulsadas por la Mesa de Trabajadores en Lucha.
En la provincia del sol y del buen vino al ajuste lo enfrentamos con la izquierda.