Sindicales

24/11/2022

Movilización de las trabajadoras de casas particulares por aumento salarial del 100%

Fede Imas Ojo Obrero Fotografía

Las trabajadoras de casas particulares se movilizaron ante la reunión de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares, en reclamo para poder participar de la reunión por un aumento de emergencia del 100% y un bono sin exclusiones.

María del Carmen Díaz, secretaria general del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Casas Particulares (SiTraCP) expresó: “En noviembre se cobró la última cuota del aumento de 36% y hoy venimos a plantear que nos incluyan en la discusión salarial. La situación de las trabajadoras de casas particulares es desesperante, la escalada inflacionaria pulverizó el último aumento en cuotas y ya perdimos un 20% de poder adquisitivo. No se puede vivir con un sueldo mensual de $60.500 y por hora de menos de $500. Mientras el gobierno mantiene el rumbo de ajuste marcado por el acuerdo con el FMI, la mayoría de las trabajadoras estamos en la informalidad y el gobierno establece salarios por debajo de la línea de indigencia.

 

“Desde SiTraCP nos movilizamos al Ministerio de Trabajo para volver a plantear el aumento de emergencia del 100%, salario igual a la canasta familiar y un bono sin exclusiones a diferencia del último IFE que dejó afuera a millones de trabajadores precarizados. Queremos que nuestro Sindicato sea admitido en la Comisión de Trabajo en Casas Particulares en defensa de un millón y medio de trabajadoras de casas particulares que son hambreadas por el gobierno y los sindicatos patronales”, agregó Díaz.

En la movilización, Vanina Biasi declaró: “Nuevamente, las trabajadoras de casas particulares organizadas de forma independiente salen a reclamar un aumento salarial de emergencia y el registro de todas las empleadas que se encuentran trabajando de manera informal mientras el Ministerio de Trabajo mira para el otro lado. Mientras devalúa y le da dólares diferenciales a las patronales del campo, el gobierno hambrea a trabajadores precarios e informales como acaba de resolver el Consejo del Salario con un salario mínimo, vital y móvil por debajo de la línea de indigencia”.

“Apoyamos la lucha de las trabajadoras de casas particulares, que al igual que el Sindicato del Neumático y los residentes salen a luchar en defensa de su salario porque se pierde poder adquisitivo cuando la inflación sólo en el mes de octubre trepó al 6,4%. Frente a un gobierno ajustador, la única respuesta por parte de los trabajadores es salir a las calles y aquí estamos con el Partido Obrero y el Frente de Izquierda a disposición de esas luchas”.