21/07/2005 | 909

Municipales: Avellaneda reinicia la lucha

Por Virginia

Al terminar la conciliación obligatoria, pedida por el intendente Alvarez el 17 de junio, los compañeros se aprestan a retomar la lucha. Alvarez argumenta que no tiene dinero para pagar lo que los trabajadores municipales, pero a su vez reconoce que el Municipio tiene superávit. El polo petroquímico tributa en Avellaneda; que también recibe seis millones más de coparticipación. El sindicato municipal denuncia que los funcionarios del Ejecutivo cobran una bonificación equivalente a 700 litros de nafta super mensuales.


El duhaldista Alvarez está reemplazando a los trabajadores de planta por beneficiarios de los planes sociales, que cobran 150 pesos. Muchos compañeros de los planes se sumaron a la lucha.


Fuera Alvarez, sus funcionarios y el Concejo Deliberante, que se vayan todos, y que una Asamblea Popular reorganice Avellaneda sobre nuevas bases sociales.

En esta nota

También te puede interesar:

Cifras de desocupación, precarización laboral y retroceso salarial.
Acerca de una crítica de Rolando Astarita a una nota de Prensa Obrera.
Con un aumento del 3.3% en mayo, el acumulado de 2021 asciende a 21,5%.
Se pone en riesgo la vida de los vecinos y los trabajadores del distrito, ya que las única disposiciones quedan a cuenta de los feriantes.
A propósito de la ordenanza municipal impulsada por el Frente de Todos en Avellaneda.